La poca frecuencia o la dificultad de ir al servicio durante más de 72 horas, es considerada una situación de estreñimiento. Hay personas que tienen mayor frecuencia de deposiciones diarias, y lo normal es superar las 3 veces a la semana. Cualquiera de nosotros ha pasado en algún momento por esta incomodidad, sin embargo, es algo que se puede controlar con una alimentación rica en fibra, buena hidratación y ciertos remedios indicados para el estreñimiento.

¿Por qué nos estreñimos?

Tener pocas deposiciones o que sean duras son síntomas de que estamos sufriendo estreñimiento. Es cierto que cada persona es única y tiene frecuencia diferente dependiendo de la edad, la alimentación y los hábitos de vida; pero si no supera las 3 evacuaciones por semana, tenemos un problema.

Lo normal es que sean episodios puntuales y pasajeros, aunque si se convierte en un problema crónico puede derivar en dolencias abdominales, náuseas, etc. A continuación te contamos las causas más evidentes por las que aparece el estreñimiento:

  • Poco consumo de fibra. La fibra es esencial que esté presente en nuestra alimentación. Es una sustancia que nuestro cuerpo no absorbe, pero que necesita para facilitar ciertos procesos en el sistema digestivo. Si existe un déficit de fibra, es normal que aparezca el estreñimiento y unas heces bastante duras.
  • El estrés. El ritmo frenético de vida que llevamos hace que el cortisol aumente. Esta hormona produce un efecto diurético que provoca la deshidratación del cuerpo, por lo que nuestro cuerpo recupera el agua de las heces en la absorción intestinal.
  • Consumo de alcohol. Como todos sabemos, el alcohol tiene un efecto deshidratante, por lo que puede generar estreñimiento.
  • Bebidas excitantes. Al igual ocurre con las bebidas como el café, el té o el chocolate. Aquellas que estimulan la secreción de adrenalina, se relacionan con situaciones de alerta y estrés.
  • Debilidad de los músculos del suelo pélvico. Tanto en mujeres como en hombres, es importantísimo tener un suelo pélvico fortalecido. Se compone de los músculos relacionados con la contracción del recto y la apertura del esfínter anal.
  • Algunos medicamentos. Es posible que algunos medicamentos tengan este efecto secundario, sobre todo los ansiolíticos, antidepresivos, antihipertensivos, suplementos de calcio y hierro, diuréticos o antiinflamatorios.

Remedios contra el estreñimiento

Como habrás podido observar, el estreñimiento es la consecuencia de un combo de malos hábitos: deshidratación, estilo de vida poco saludable y mala alimentación. Lo primero que debemos hacer es corregir todo esto e implantar una rutina de ejercicio físico. En cualquier caso, la última opción debe ser recurrir a la automedicación con laxantes. Con eso tan solo podemos crear una dependencia y padecer efectos secundarios.

Aumenta el consumo de frutas y verduras

Decíamos antes que el consumo de fibra diaria es fundamental para favorecer el tránsito intestinal. Las frutas y las verduras, además de los cereales integrales, son una perfecta opción para ingerir fibra. Las ciruelas (tanto pasas como frescas), los kiwis, los plátanos, las manzanas y el aguacate son frutas muy recomendables.

Mantente hidratado

La hidratación con agua es totalmente vital para que el cuerpo pueda realizar sus funciones adecuadamente. Además, si eres una persona deportista, es doblemente necesario que hidrates tu cuerpo antes, durante y después del entrenamiento. Junto con el ejercicio físico, mejorarás tus deposiciones.

Ingiere grasas saludables

No tengas miedo a las grasas, el aceite de oliva virgen extra, los aguacates y los frutos secos son la mejor opción para introducir este macronutriente. Lógicamente, no debes abusar para no excederte en calorías, pero es necesario su consumo diario.