Alimentarse correctamente no significa recurrir siempre a los mismos platos. Intentar no caer en tentaciones que puedan perjudicarnos, no quiere decir llevar a cabo una dieta aburrida, como muchos creen. Si alguna vez has ido a comer a algún restaurante y te ha encantado algún plato, ¿por qué no intentar hacer tú mismo una versión fit? Hoy te traemos boniato caramelizado fit. ¿Te lo vas a perder?

El boniato es un alimento que debemos incluir en nuestro estilo de vida fitness. Se trata de un carbohidrato complejo, que nos aporta más fibra y mantiene estables nuestros niveles de insulina, al contrario que las harinas refinadas.

La receta del boniato caramelizado es súper sencilla, apta para todo el mundo. Así que, si no eres cocinillas, no te quedes sin intentarlo. Si lo acompañas con una fuente de proteína, como pollo, pescado o ternera, tienes una deliciosa comida post entreno. Además, si te gusta la combinación de dulce y salado, no les des más vueltas. Encuentra un hueco para elaborarlo, siguiendo paso a paso las instrucciones, y ¡ponte a ello! No solo disfrutarás de un delicioso boniato caramelizado, sino que se convertirá en un recurso habitual en tu dieta. Si cumple con tus expectativas, no dejes de compartirlo con tus amigos. ¡Vamos allá!

boniato caramelizado

Ingredientes

  • 2 boniatos medianos (250g cada uno)
  • 4 cucharadas de sirope de agave
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal rosa del himalaya

Preparación

Para empezar...

Lavamos los dos boniatos bajo el grifo y los asamos. Puedes hacerlo en el horno (tarda más) o bien en el microondas durante 9 minutos(mucho más rápido). Los minutos exactos dependerán de la potencia de tu microondas. Comprueba antes de sacarlos que están blandos por dentro, pinchando con un tenedor.

Una vez cocidos...

Engrasamos una sartén o parrilla y hacemos un par de cortes verticales a los boniatos con un cuchillo (sin partirlos por la mitad, solo de un centímetro de profundidad).

Colocamos los boniatos en la sartén...

Y con una paleta de cocina, aplastamos fuerte el boniato para chafarlo, doramos por las dos caras y bajamos un poco el fuego.

A continuación...

Añadimos el sirope de agave y tapamos con una tapadera para que se haga con su jugo.

Para terminar...

Cuando vemos que no queda casi sirope apagamos el fuego y dejamos reposar un poco. Ya está listo para servir y, ¡a disfrutar!

boniato caramelizado
Puntúa esta receta
Puntuación de los lectores: (1 Voto)
57%