¿Se puede comer plátano durante el embarazo?

Durante el embarazo tenemos que tener mucho cuidado con todo lo que comemos, bebemos, respiramos, hasta con los movimientos que hacemos. Si es un embarazo estándar y sin riesgo, podemos hacer una vida prácticamente normal llevando a cabo las precauciones básicas, pero si es un embarazo de riesgo, hay que tener mucho más cuidado. La comida es una duda constante en el embarazo y hoy queremos desvelar si podemos comer plátano estando embarazadas o no.

Hay ciertos alimentos que las embarazadas tienen prohibido, así como otros hábitos insanos como fumar o beber alcohol. Pero hay alimentos cotidianos que nos crean dudas por la cantidad de información que hay de ellos y no nos queda claro si podemos o no podemos consumirlos si estamos embarazadas. Lo que sí debemos tener claro es que si tenemos alguna duda es que tenemos que consultar con un especialista que conozca nuestro caso.

El plátano es una fruta muy fácil de comer y que combina bien, además, nos ayuda a hacer infinidad de recetas, ya que sirve como sustituto de otros ingredientes. El plátano está dentro de las frutas que más alergias provocan junto con el melocotón, pero esta última pertenece a la familia de las frutas rosáceas.

El plátano sí se puede consumir

Por supuesto que las embarazadas podemos comer plátanos, es más, es de las mejores opciones que tenemos al alcance. Una fruta fácil de consumir, fácil de digerir, saludable, rica en nutrientes y que combina muy bien en multitud de recetas. De hecho, el plátano se recomienda a lo largo de los 9 meses de embarazo, sobre todo en los primeros meses, ya que su contenido en vitamina B6 ayuda aliviar las náuseas y los vómitos en los primeros meses de gestación.

Un desayuno con tostadas plátano

Lo bueno de los plátanos es que son una fruta muy completa a nivel nutricional y están disponibles en cualquier época del año. Eso sí, se recomiendan plátanos maduros, es decir, que estén amarillos o con motas negras, ya que los verdes son muy indigestos y pueden provocarnos problemas estomacales y gastrointestinales.

El plátano es rico en vitamina A, grupo B como el ácido fólico que es esencial para el normal desarrollo del embrión, vitamina C y E, así como fibra, calcio, hierro y potasio. Con este alimento mejoramos la circulación sanguínea, regulamos el tránsito, combatimos la depresión, reducimos los ardores, evitamos la anemia, bajamos los niveles de colesterol, etc.

¿Se puede comer crudo?

Esta fruta la podemos comer cruda, al vapor, frita, machacada como pure, en zumo mezclado con otras frutas como fresas, arándanos, melocotón o incluso con cúrcuma, con canela, con chocolate, etc. Un alimento sabroso, saludable y muy necesario, estemos o no embarazadas, aunque hay que tener en cuenta algunas de sus contraindicaciones.

Por ejemplo, no consumirlo verde, ni tampoco comer muchos plátanos si tenemos sobrepeso, ya que es rico en carbohidratos. Tampoco comer plátano en el embarazo si tenemos alergia, por muy débiles que sean los síntomas. Si tenemos problemas renales, tomar un alimento tan rico en potasio puede dañar aún más nuestros riñones.

Por lo tanto, tomar plátano en el embarazo es bueno, pero con ciertas limitaciones según nuestra salud, condición física o los consejos de nuestro médico.

¡Sé el primero en comentar!