¿Hay que enjuagarse la boca después de lavar los dientes?

Desde pequeños, la mayoría de nosotros hemos tenido la misma rutina al cepillarnos los dientes. Este hábito consiste en cepillar, escupir la pasta y enjuagar. Pero aunque es natural tener un fuerte deseo de enjuagarse la boca con agua después de lavar los dientes, no siempre es recomendable.

Las pastas de dientes, que contienen flúor y otros ingredientes destinados a fortalecer el esmalte de los dientes, necesitan un poco de tiempo extra en la superficie de los dientes para que podamos obtener todos sus beneficios. Así que quizá este inocente hábito pueda estar fastidiando tu dentadura.

El origen de enjuagarnos al lavar los dientes

El fluoruro es un mineral que ayuda a prevenir la caries dental, entre otros beneficios. Hay trazas de fluoruro de manera natural en algunos de los alimentos que tomamos, pero también se añaden al agua potable y productos de salud bucal para ayudar a mejorar nuestros dientes. El flúor ayuda más a los dientes cuando se aplica directamente sobre ellos, y si permanece durante varios minutos proporciona el mayor beneficio.

Pero este hábito convencional sobre enjuagarnos la boca con agua después del cepillado tiene alguna base. En general, se supone que no debemos ingerir altas concentraciones de fluoruro. Algunos productos dentales contienen concentraciones de fluoruro más altas de lo que se recomienda ingerir todos los días. Así que la idea de enjuagar la boca después del cepillado se convirtió en una práctica común como una forma de prevenir una cantidad significativa de ingestión de flúor.

También existe el deseo de querer eliminar el fuerte sabor a menta de la pasta de dientes en la boca con algo neutro, como el agua. Enjuagar el sabor de tu boca después de cepillarte a veces solo satisface la necesidad de tu cuerpo de deshacerse del sabor. Pero por desgracia, cuando nos enjuagamos inmediatamente después de lavarlos, estamos eliminando gran parte del beneficio de aplicar fluoruro a los dientes.

adolescente lavando los dientes

Tan solo debemos escupir la pasta

La razón por la que los dentistas dicen que nos cepillemos durante 2 minutos es porque le damos a la pasta de dientes el tiempo suficiente para funcionar correctamente. Sin embargo, la mayoría de las personas no se cepilla los dientes durante el tiempo recomendado. De hecho, se suele dedicar menos de un minuto. Por eso dicen que cuando nos limpiamos los restos con agua, estamos lavando cualquier resto de pasta de dientes, incluido el flúor que hace que funcione.

Eso podría significar que aunque nos cepillemos los dientes, es posible que no sea tan efectivo como debería ser. Por lo tanto, si no se enjuaga y simplemente escupimos el exceso de pasta de dientes, el flúor restante se pondrá en funcionamiento y protegerá a los dientes. Con el paso del tiempo disfrutaremos de unos dientes más limpios y saludables, que son naturalmente fuertes contra las caries y la caries dental en el futuro.

Algunos expertos recomiendan escupir el exceso de saliva o pasta de dientes después de haber terminado de cepillarse los dientes en lugar de enjuagarse con agua. Deja el flúor en los dientes conforme avanza el día y trata de evitar comer o beber durante 10 minutos o más después de lavar los dientes. No obstante, no hay mucha investigación sobre cuánto tiempo exacto hay que dejar la pasta de dientes en los dientes. Cuando nos cepillemos en casa, es posible que también queramos esperar antes de enjuagar para maximizar el efecto beneficioso del flúor que combate las caries.

¡Sé el primero en comentar!