¿Por qué los dientes pueden cambiar de color?

La decoloración de los dientes y las manchas aparecen de manera habitual y pueden ocurrir por una variedad de razones. Si notas que recientemente el color de tu sonrisa ha variado, posiblemente no se deba a nada extremadamente grave. Muchas de estas manchas se pueden tratar y prevenir.

Solemos tener hábitos y rutinas que influyen directamente en la salud bucal, pero también tienen efectos visibles en el color de la dentadura. A continuación te desvelamos todo lo que necesitas saber sobre las causas de la decoloración y las manchas de los dientes, y lo que puedes hacer para que el blanco perlado luzca lo mejor posible.

¿Qué es la decoloración? Tipos de tinción dental

La decoloración ocurre cuando el color de los dientes cambia. No se ven tan brillantes ni tan blancos como deberían. Es posible que se oscurezcan, cambien de blanco a diferentes colores o desarrollen manchas blancas u oscuras en algunos lugares. Algunas causas no se pueden controlar, como la edad o los accidentes que pueden alterar el desarrollo del esmalte dental. Por eso es importante hablar con tu dentista para lograr un plan que promueva el blanqueamiento.

Aunque el blanqueamiento generalmente se realiza por razones estéticas, tu dentista puede orientarte sobre las opciones que tienes para tratar el tipo de tinción que tiene. Este cambio de color se divide en tres categorías diferentes: extrínseca, intrínseca y relacionada con la edad.

Extrínseco

Con la decoloración extrínseca de los dientes, es probable que las manchas solo afecten el esmalte dental o la superficie del diente. Las causas más comunes de manchas extrínsecas suelen ser la comida, las bebidas y el tabaco. Como bien intuirás, el café, el té, las bebidas gaseosas, los vinos y determinadas frutas y verduras (por ejemplo, moras y remolachas) pueden mancharte los dientes por sus componentes. Muchos de estos alimentos se usan para teñir textiles, así que podemos imaginar la magnitud que pueden tener en la boca.
Además, el consumo de tabaco, tanto si se fuma como si se mastica puede manchar los dientes.

Intrínseco

Este tipo de mancha se encuentra dentro del diente, por lo que es mucho más resistente a los productos blanqueadores que puedes comprar de manera libre, sin la recomendación de un dentista. Es común que presente tonalidades grises debido a ciertos medicamentos, trauma o lesión en un diente, caries dental, consumir demasiado fluoruro o la genética.

En cuanto a la genética, algunas personas tienen un esmalte naturalmente más brillante o más grueso que otras. Así que poco se puede hacer al respecto, y no debería preocuparte en exceso. También se sabe desde hace mucho tiempo que ciertos medicamentos decoloran los dientes en los niños en desarrollo, como los antibióticos tetraciclina y doxiciclina. Y en las mismas edades, es posible que reciban golpes en la boca, causando algún daño que puede alterar la formación del esmalte

Relacionado con la edad

Cuando envejece, el esmalte comienza a desgastarse, lo que a menudo resulta en una apariencia amarillenta. Muchas veces, la decoloración relacionada con la edad puede deberse tanto a factores extrínsecos como intrínsecos. La dentina de tu diente también crece a medida que envejeces, lo que disminuye el tamaño de la pulpa. Y como translucidez del diente se reduce, le da una apariencia mucho más oscura. Tampoco presenta demasiada complicación si tenemos la dentadura sana.

vino tinto en una copa

Factores que causan la decoloración dental

Como has podido ver antes, los principales problemas de la decoloración suelen ser lo que comemos y bebemos, el envejecimiento y las lesiones dentales.

Alimentos, bebidas y tabaco

Ciertos tipos de alimentos y bebidas pueden pasar a las capas externas de la estructura de tus dientes y mancharlos. Algunos de los culpables más comunes de las manchas dentales incluyen:

  • Salsas rojas
  • Vino tinto
  • Café
  • Chocolate
  • Tabaco

El consumo de tabaco en forma de cigarrillos o tabaco de mascar también puede causar decoloración de los dientes.

Según una investigación clínica, existe una mayor prevalencia de decoloración de los dientes en los fumadores que en los no fumadores. Además, la investigación encontró que hay un mayor nivel de insatisfacción entre los fumadores con su apariencia dental, en función de cómo se vean sus dientes estéticamente. Un ambiente ácido en la boca puede hacer que el esmalte sea más propenso a la decoloración, así que fumar tiene doble efecto negativo en la salud.

Edad, lesiones y antibióticos

A medida que envejecemos, los dientes pueden volverse más quebradizos y permitir que se manchen o se pongan amarillentos. Cuando las lesiones en los dientes son la raíz del problema, a veces solo se oscurece el diente dañado.

Si tomaste antibióticos cuando eras niño, es posible que quieras averiguar cuáles te recetaron. Parece que existe un vínculo entre tomar antibióticos de tetraciclina cuando eras niño y la decoloración permanente de los dientes. Se sabe que los antibióticos tetraciclina y doxiciclina decoloran los dientes cuando se administran a niños cuyos dientes aún están en desarrollo (antes de los 8 años). Los enjuagues bucales que contienen clorhexidina y cloruro de cetilpiridinio también pueden manchar los dientes. Los antihistamínicos, los medicamentos antipsicóticos y los medicamentos para la presión arterial alta tienen por desgracia el mismo efecto en la dentadura.

mujer con decoloracion en los dientes

Tipos de colores en los dientes

Si te preguntas qué es lo que está causando la decoloración dental, te enseñamos los distintos tipos de colores que puedes distinguir en tu boca y la causa de esas manchas superficiales.

  • Amarillo. Las personas que fuman o usan tabaco de mascar pueden desarrollar manchas amarillas en los dientes. La decoloración amarillenta también puede ser causada por bebidas (té, café o vino tinto), una dieta rica en azúcares simples, ciertos medicamentos, mala higiene bucal o boca seca crónica.
  • Marrón. Las manchas marrones pueden tener muchas causas. Algunas de las causas más comunes incluyen el consumo de tabaco, bebidas (té, café, cola y vino tinto), frutas (arándanos, moras y granadas), caries dental no tratada y acumulación de sarro.
  • Blanco. Una caries puede causar una mancha blanca en tu diente que se vuelve más oscura a medida que avanza. Demasiado fluoruro también puede producir manchas blancas en los dientes.
  • Negro. Una mancha negra puede ser causada por una cavidad dental avanzada, empastes y coronas que contienen sulfuro de plata o suplementos de hierro líquido.
  • Púrpura. Tomar una copa (o varias) de vino con regularidad tienden a dar un tono más púrpura a los dientes. Al igual que el café, posee una sustancia llamada cromógeno, productora de pigmentos que tienen la capacidad de adherirse al esmalte dental.

Tratamientos para eliminar las manchas

Existen muchos productos y procedimientos que pueden blanquear tus dientes y eliminar o reducir la aparición de manchas. En términos generales, las opciones de blanqueamiento dental se dividen en tres categorías amplias.

Tratamiento profesional para dientes

Tu dentista generalmente usará una concentración más alta de peróxido de hidrógeno para blanquear los dientes en comparación con los productos caseros. El tratamiento en el consultorio funciona rápidamente y los efectos suelen durar más que otros métodos.

Uno de los más conocidos es el blanqueamiento profesional. Este lo realiza un dentista en su consulta y utiliza productos y procedimientos de blanqueamiento profesionales para acelerar el proceso de blanqueamiento. El dentista te aplicará una solución de peróxido de hidrógeno. Algunos productos pueden requerir calor con una luz especial para acelerar el proceso de blanqueo y el procedimiento es seguro en manos de un dentista experto.

La unión dental es un procedimiento en el que tu dentista aplica una resina blanca sobre el diente y lo endurece con una luz de curado especial. La luz une la resina al diente para mejorar el color y la estructura de tu boca. Las coronas dentales se colocan para proteger, cubrir y restaurar los dientes dañados y pueden blanquear. Tu dentista puede personalizar el color de una corona para que coincida con el resto de tu dentadura.

Por otra parte, las carillas dentales son ‘cubiertas’ de porcelana hechas a medida diseñadas para cubrir la parte frontal del diente para mejorar el color y la forma. Son frágiles, aproximadamente del tamaño y grosor de una uña postiza. Si eliges esta opción, tu dentista te advertirá que evites morder los alimentos duros con los dientes frontales para evitar que se rompan.

niña con funda para los dientes

Tratamientos en casa

Algunos dentistas pueden hacer fundas personalizadas para usarlas en casa. Agregarás un gel a la funda y la usarás en los dientes durante 1 hora al día, o según lo que recomiende tu dentista. Es posible que debas usar las fundas durante algunas semanas para lograr resultados.

Las pastas dentales blanqueadoras y las tiras blanqueadoras pueden disminuir las manchas superficiales, pero son mucho menos efectivas en las manchas intrínsecas que se encuentran dentro de los dientes. Uno de los productos estrellas de Amazon es al carbón activo, aunque no muestra resultados seguros en la mayoría. Se recomienda hablar con un dentista antes de probar cualquier producto blanqueador para asegurarte de que sea seguro. Algunos productos pueden causar sensibilidad dental o irritación de las encías.

¿Cómo prevenir la decoloración en los dientes?

Cuida tus dientes después de comer alimentos pigmentados. Si piensas consumir alimentos o bebidas pigmentadas, los expertos recomiendan cepillarse los dientes y usar hilo dental tan pronto como hayas terminado y te sea posible. Si eso no es posible, beber o enjuagar con agua puede ayudar a eliminar al menos algunas partículas que pueden manchar tus dientes.

Practica una buena salud bucal. Se recomienda cepillar los dientes al menos tres veces al día, usar hilo dental todos los días y también usar un hilo dental con agua, así como una pasta de dientes blanqueadora o enjuague bucal. Los enjuagues bucales y los limpiadores con agua son excelentes opciones para minimizar esas molestas manchas entre los dientes que son difíciles de eliminar.

Por supuesto, debes modificar tus hábitos. Si fumas o masticas tabaco, habla con tu médico para comentarte que quieres dejar de fumar. También es posible que quieras reducir el consumo de alimentos y bebidas que pueden manchar los dientes, como los anteriormente nombrados. Si eso es difícil de hacer, asegúrate de tener un cepillo a mano para que puedas ser proactivo y mantener los dientes libres de materias que causen manchas.

Es importante que te hagas revisiones y limpiezas dentales regulares cada seis meses. Si tu dentadura parece tener un color anormal que perdura, a pesar de tus mejores esfuerzos de higiene bucal, y si también están presentes otros síntomas, pide una cita con tu dentista.