Starbucks prohíbe añadir estos ingredientes en su café

Estamos envueltos en un aura de alimentación consciente y saludable. Cada vez son más las empresas que mejoran sus productos para que el resultado final sea ligeramente mejor que la receta original. Algo parecido pasa con Starbucks y sus nuevas normas relacionadas con el café.

A partir de ahora las bebidas se prepararán bajo un estricto proceso, en el que el cliente no podrá decidir si quiere añadir ciertos ingredientes permitidos hasta el momento. Y, aunque pueda parecer una medida extrema, Starbucks asegura que es una gran acción pensando en el consumidor. Así se limitan los experimentos que pueden resultar en un fatal desenlace, faltando a la reputación de la marca y dejando un mal sabor de boca en el usuario.

¿Eres de lo que pedía un Frapuccino con doble de caramelo y chispitas de chocolate? ¿O prefieres el café con una bola de helado? Incluso hay quien añade huevos para aumentar esa ingesta de proteína diaria- Quizá todos estos gustos ya hayan agotado sus días en las cafeterías de todas las ciudades.

cafeteria de starbucks

Starbucks no permitirá licuar alimentos

A pesar de que en las redes sociales todo queda maravilloso, hay resultados que son un auténtico desastre para el paladar. Es por eso que la famosa cafetería ha decidido centrar y focalizar el rumbo de su café. La preparación de las bebidas es costosa y se tuvieron que establecer límites de ingredientes añadidos para que los baristas no se volvieran locos.

Sin embargo, parece que la medida no fue demasiado estricta y se ha tenido que dar un paso más. Ahora se abren nuevas limitación en alimentos e ingredientes. Ya no se podrá añadir a cualquier bebida de Starbucks:

  • Ningún producto de la sección de panadería (muffins, brownies, galletas, rebanadas de pie o tartas). Ni aunque sean del propio establecimiento.
  • Porciones de huevos cocinados que se venden como desayuno.

Hay alimentos en la tienda que no han sido aprobados para mezclarlos en las bebidas Starbucks. Sin embargo, sí seguirá permitiéndose añadir algunas frutas, jugos frescos, jarabes, mermeladas y café de cualquier tipo, así como los concentrados de té que dispone Starbucks. Además, hay algunas excepciones a la regla, como cafés o Frapuccinos con ciertas frutas porque ya se han mezclado previamente.

Realmente no sabemos si realmente alguien pedía introducir un trozo de tarta de queso en la licuadora, pero no tiene nada que ver con el Frapuccino con sabor a cheesecake que posee la propia marca. Aseguran que este se ha realizado con ingredientes aptos y probados en mezclas para café.

Esta medida ha sido tomada para evitar que se sigan viralizando ciertas mezclas en redes sociales. Es responsabilidad de la tienda asumir la preparación de las bebidas, por lo que cualquier intoxicación por alergia corre de su cargo. Para evitar tener que lavar en profundidad en horario de apertura, se limitan los alimentos permitidos y así se agiliza el trabajo. De esta manera se reduce considerablemente la contaminación cruzada, las alergias y las limpiezas adicionales a todos los productos de la preparación de bebidas.

¡Sé el primero en comentar!