¿Qué café de Starbucks tiene más cafeína?

¿Qué café de Starbucks tiene más cafeína?

Sofía Pacheco

La cafeína es nuestro gran aliado, sobre todo en esos días de largas jornadas laborales o en época de exámenes. Por eso nos hemos propuesto desvelar qué café o bebida de Starbucks tiene más cafeína. Así ya sabremos cuál pedir, para seguir estudiando o trabajando en una de sus miles de cafeterías de moda, o pedirlo para llevar.

El café de Starbucks es famoso en el mundo entero y aunque hay quienes dicen que no les gusta, hay otro amplio porcentaje de la población que está desenado de ir a una cafetería y pedirse un café largo con nata para pasar la tarde con amigos y picar algunas de las opciones saludables para comer.

A lo largo de este texto vamos a descubrir qué café de Starbucks tiene más cafeína, pero antes conviene saber que, aunque el café tiene muchos beneficios para el organismo, la cafeína en sí tiene también beneficios, pero un exceso de cafeína puede ser perjudicial para la salud.

Según los expertos, un adulto medio sano, debe tomar un máximo de 4 tazas de café al día. Si nuestro cuerpo se vuelve inmune a la cafeína es hora de desintoxicarlo para que pueda volver a tener efecto. Para ello, habrá que dejar el café de lado varias semanas y probar suerte con la teína y los tés naturales.

Las bebidas energéticas no son nada recomendables, ya que suelen estar cargadas de azúcares, aditivos, colorantes, sabores artificiales, etc. Por muy sanan que sea nuestra dieta y por muy saludables que sean nuestros hábitos, este tipo de bebidas, deberían estar muy lejos de nosotros.

Café americano Starbucks Ice

Café Americano Starbucks

El café de Starbucks que contiene más miligramos de cafeína por mililitro de bebida es el café americano Ice con 330 mg por un vaso tamaño Venti (unos 650 ml). Este corresponde a las bebidas frías, y de entre todos los cafés de Starbucks en la sección de bebidas calientes, el que más cafeína tiene es el café americano normal (240 mg) y el café Latte Macchiato (225 mg).

La cantidad de cafeína puede variar de una cafetería a otra, así como un tipo de café a otro, la forma de prepararlo, los extras que añadamos, e incluso el tamaño de la propia bebida.

Además, si a un café de agregamos cacao puro, aumenta la dosis de cafeína. Por ejemplo, al café helado le pedimos que le pongan Moka o cacao puro y estaremos sumando unos 10 mg más de cafeína. Incluso, si pedimos el café de Starbucks de filtro en tamaño Venti, estamos consumiendo 400 mg de cafeína en 660 ml de bebida.

Pero cuidado, consumir más de 500 mg de cafeína en un día es bastante peligroso. La dosis saludable se encuentra por debajo de los 300 mg, más allá puede provocar efectos secundarios como nerviosismo, insomnio, diarreas, dolor de estómago, irritabilidad, náuseas, sudoración, temblores, alteraciones del ritmo cardíaco, etc.

Por eso decimos que un adulto sano, sí puede consumir un máximo de 4 tazas de café. Si un adulto, ya de base, tiene problemas cardíacos, de tensión, de ansiedad, temblores, etc. el café podría empeorar su salud al pasarse de cierta dosis.

¡Sé el primero en comentar!