Los nuevos runners prefieren las carreras virtuales

La aparición de una pandemia repentina ha supuesto cambios en los hábitos de todas las personas. Durante las cuarentenas, muchos decidieron adoptar un estilo de vida más saludable, con entrenamientos diarios y paseos por la tarde. Lo cierto es que salir a correr volvió a tener un auge importante desde mediados de 2020, aunque los nuevos runners tienen otro tipo de objetivos.

El comparador de calzado deportivo, RunRepeat, ha realizado un informe con datos recopilados de 3.961 personas. El interés está puesto en conocer las distintas motivaciones de los runners actuales que se iniciaron en este deporte en plena pandemia. Lo más llamativo del estudio es que los nuevos corredores son menos competitivos. Quizá se deba a que es complicado realizar carreras multitudinarias, y no conozcan el sentido de la competición.

Los nuevos corredores valoran más la salud física

Si algo positivo tiene esta situación de alerta sanitaria es la cantidad de nuevos runners que se han aficionado a este deporte desde mayo de 2020. De hecho, los principiantes se posicionan como el 28,76% de la cifra actual de corredores. Sin duda, salir a correr se ha convertido en un boom, algo olvidado recientemente por otras disciplinas, como CrossFit o entrenamiento funcional.

Algo que también caracteriza a los nuevos corredores es que tienen diferentes motivaciones para practicar deporte. A pesar de que los más experimentados habían entrado en un círculo de competiciones y quedadas con amigos, los principiantes prefieren correr por salud. Parece que la máxima preocupación actual es mejorar el físico (72’78%), la salud mental y emocional (54’5%).
Además, llama la atención que los runners antes de la pandemia también priorizaban la salud, aunque en este caso su objetivo era la mental. Parece ser que este cambio de necesidades viene dado por los problemas físicos que hemos vivido en el confinamiento, el teletrabajo y el sedentarismo por las nuevas normativas de desplazamiento y uso de instalaciones deportivas.

También se observó menos interés en socializar en los nuevos aficionados; al igual que entrenar para una competición.

runners en la carretera

El running actual es menos competitivo

No solamente hemos visto cerrar instalaciones deportivas y gimnasios. Los corredores también se quedaron sin sus competiciones de temporada, y a día de hoy muchas siguen sin estar disponibles. Esto ha provocado que los nuevos corredores no tengan tantas ganas de apuntarse a las carreras grupales.
El 63,08% de los aficionados antes de la pandemia tenía previsto participar en alguna competición en los próximos 12 meses. En cambio, de los nuevos runners, los más ilusionados de que lleguen estos eventos representan el 50,04%.

Sin embargo, las carreras siguen siendo un buen argumento motivacional para cualquier deportista. El 85,34% de los corredores antiguos estaba pensando en participar en alguna carrera clásica y física. En cambio, los nuevos aficionados reducen este número al 68,42%.

Esto desvela que el 31,58% de los nuevos corredores prefieren realizar carreras virtuales. Esa nueva práctica los hace un 115,37% más propensos a participar en eventos virtuales de running en comparación con los corredores más antiguos. No es de extrañar este nuevo hábito, ya que este tipo de carreras son más asequibles, menos estresantes y se pueden realizar en cualquier lugar y hora. Se acabaron los madrugones para conducir hasta otra ciudad, aunque eso pudiera formar parte del encanto de este deporte.