Entrenar para una carrera es una de las mejores maneras de responsabilizarse de hacer una rutina de ejercicios. Los corredores, ciclistas, nadadores y más fanáticos del ejercicio fijan su vista en la línea de meta para seguir apareciendo en los entrenamientos y evitar perder el pago de inscripción.
Por desgracia, la pandemia de COVID-19 hizo que muchos planes de carreras se anulasen. Casi de la noche a la mañana, se cancelaron innumerables eventos. Para llenar el vacío, algunas se han reinventado como eventos virtuales, y también han aparecido nuevas carreras virtuales en las semanas posteriores.

Aunque las virtuales solo constituyeron una pequeña parte del pastel de carreras en los últimos años, ahora son parte de nuestra nueva normalidad, por lo que te contamos todo lo relacionado con esta práctica.

¿Qué son las carreras virtuales?

En general, una carrera virtual te permite competir cuando quieras, donde quieras, y proporcionar tu propia información de seguimiento para tu distancia y tiempo.

Podrías correr media maratón en la cinta de correr de tu sótano o dar un paseo en bicicleta de 25 km a través de tus paisajes favoritos, todo con el espíritu competitivo. Obviamente, esto es radicalmente diferente de una experiencia de carrera normal. Pero algo es algo.

Cuando te registres online para participar, encontrarás detalles sobre el evento específico al que te unirás.

Distancia

Mientras que algunas carreras ofrecen una opción, la mayoría ofrece un rango de distancias, que incluye 5 km virtuales, medias maratones, maratones y otras opciones comunes de carrera, así como carreras de ciclismo, duatlones e incluso eventos de Ironman.

Precio

Las carreras virtuales cuestan mucho menos para participar. ¡Algunas son incluso gratis! La mayoría pide una pequeña tarifa de registro o una donación a organizaciones benéficas que rondan los 20€. Algunos eventos, como COVID-19 Relief Races y el Proyecto Just One Mile donan dinero de suscripciones a organizaciones benéficas relacionadas con el coronavirus.

Ubicación

La mayoría de las carreras virtuales te permiten hacer ejercicio en interiores o exteriores. Las cintas de correr en casa y las bicicletas estáticas deberían ser bastante fáciles para hacerlas, pero los deportistas al aire libre deben determinar sus rutas.

Te recomiendo comenzar desde la puerta de tu casa, si vas a salir. Puedes usar una aplicación para trazar tu ruta y hacer un bucle que regrese a tu punto de partida. De esa manera, si no te sientes bien o necesitas un descanso en el baño, o incluso un poco de vítores de la familia, puedes conseguirlo.

Plazo

Las carreras en persona tienen fechas y horas establecidas, pero la mayoría de las carreras virtuales ofrecen una ventana de finalización más larga, que a veces dura días, semanas o incluso meses. Esta es una gran ventaja, ya que permite que los corredores participen en condiciones climáticas óptimas y en un momento del día que mejor funcione para ellos.

Seguimiento

Con las carreras tradicionales en persona, los participantes suelen recibir un dispositivo de cronometraje para seguir sus esfuerzos. En la mayoría de las carreras virtuales, se les pide a los atletas que usen sus propios dispositivos o aplicaciones para rastrear la carrera e ingresar esa información online después.

Algunas carreras virtuales tienen sus propias aplicaciones que pueden ofrecer rutas de muestra o capacidades de seguimiento.

Premios

Si estás motivado por los derechos de fanfarronear de ganar una carrera, o al menos colocarse entre los tres primeros en tu grupo de edad, debes saber que la mayoría de las carreras virtuales no ofrecen premios porque dependen del sistema de honor.

Algunas carreras piden a los tres ganadores principales de cada categoría que envíen una foto desde un reloj o dispositivo de seguimiento para confirmar los tiempos y las distancias. Y, aunque esto no es infalible, proporciona cierta validación.

¿Cómo entrenar para las carreras virtuales?

Las carreras virtuales atraen a personas de todos los niveles de habilidad. Y con buenas razones: los nuevos corredores pueden sentirse intimidados durante los eventos en persona o «temerosos de llegar en último lugar». Comenzar a competir virtualmente es una manera fácil de sumergir el dedo del pie en una carrera con menos presión. De hecho, es habitual que haya muchos corredores principiantes que hacen carreras virtuales.

Los corredores principiantes y veteranos entrenan por igual para una carrera virtual de la misma manera que lo hacen para una carrera en persona, con un plan de entrenamiento lleno de entrenamientos diarios adaptados a la distancia que planeas abordar. También querrás reforzar tu entrenamiento con una dieta nutritiva y mucho descanso.

Por supuesto, tendrás que hacer lo mejor que puedas bajo las circunstancias. Los parques pueden ser perfectos para montar en bicicleta, y el gimnasio puede ayudarte a cruzar la meta, pero como estarán prohibidos durante este tiempo de coronavirus, tendrás que trabajar con las opciones que tenga.