¿Se puede tomar una pastilla con café?

Tomar una pastilla con café puede formar parte de nuestra rutina matutina, pero lo cierto es que ralentiza la rapidez de actuación. Según la ciencia, tomar un café con la medicación puede limitar la eficacia de muchos medicamentos.

Así que es buena idea dejar pasar un tiempo entre tomar café y tomar algunos medicamentos, para evitar interacciones adversas entre los dos.

Aunque varias organizaciones de salud han considerado seguro beber hasta 400 miligramos de cafeína al día, el café también podría afectar significativamente la absorción, distribución, metabolismo y excreción de muchas medicinas. Lo que eso significa es que los expertos sugieren que las personas espacien el consumo de medicamentos y el café, porque mezclar ambos podría conducir a varios resultados diferentes, que incluyen una mejor respuesta terapéutica, falla terapéutica o reacciones tóxicas.

Interfiere en la absorción de medicamentos

Si aún nos cuestionamos cómo una taza de café afecta en las pastillas, a continuación encontraremos algunos ejemplos y sus efectos en cada uno. La absorción de un fármaco es el movimiento de un fármaco hacia el torrente sanguíneo después de tomarlo. Afecta la biodisponibilidad, o cómo de rápido y cómo llega la pastilla a la zona requerida.

  • Antidepresivo (oxalato de escitalopram): Disminuye la absorción
  • Hierro y medicamentos que contienen hierro: Disminuyen la absorción
  • Ansiolítico: Disminuye la absorción
  • Fenotiazinas y butirofenona: Disminuyen la absorción
  • Aspirina y felodipino: aumentan la absorción
  • Halofantrina: aumenta la absorción
  • Ergotamina y levodopa: aumentan la absorción
  • Tiroxina (T4): Disminuye la absorción
  • Vitamina D y calcio: Disminuyen la absorción
  • Glucosa: Disminuye la absorción
  • Memantina y donepezilo: Disminuyen la distribución
  • Levodopa: aumentar la distribución
  • Paracetamol: Mejora el metabolismo
  • Minerales (calcio, magnesio, sodio, etc.): Aumentan la excreción

mujer tomando medicacion con agua

Agua: la mejor opción

Aunque puede haber un café o un refresco cerca, o un vaso de zumo de naranja fresco durante el desayuno, los científicos han probado varias bebidas y descubrieron que ciertos líquidos pueden aumentar los tiempos de desintegración de los medicamentos, lo que puede cambiar el propósito del medicamento y cómo interactúa con el cuerpo.

El zumo de naranja afecta la liberación programada de medicamentos como el paracetamol, mientras que las bebidas calientes, como el café, también pueden cambiar el tiempo de desintegración de un medicamento. El café consumido con cafeína reduce los efectos de varios medicamentos. Comienza a afectar a la mayoría de las personas entre 90 minutos y 120 minutos después de beberlo. Por lo tanto, se recomienda consumir café al menos tres horas antes o después de consumir cualquier medicamento, ya que esto permite una mejor digestión y absorción.

Hay algunos medicamentos que no deben tomarse con leche, y el médico debería poder aconsejarnos si es el caso con los que estamos tomando; todo es cuestión de que la leche interfiere (principalmente retrasando) la absorción del fármaco en el intestino. Por eso, siempre se debe beber agua con las pastillas.

¡Sé el primero en comentar!