Razones por las que el agua no deshidrata

Razones por las que el agua no deshidrata

Carol Álvarez

«Somos el 60% agua». Seguro que has escuchado esa frase varias veces a lo largo de tu vida. Las recomendaciones de expertos en la salud es que debemos hidratarnos correctamente con la ingesta de agua a diario. No solamente bebiendo, si no consumiendo alimentos que contengan este líquido. Es vital para nuestro organismo. Podemos pasar varios días sin comer, pero no sin beber agua.

Recientemente se ha cuestionado el papel de esta sustancia en nuestra salud. ¿Por qué hay personas que están contando que deshidrata? ¿Es cierto que deberíamos consumir bebidas indicadas para la rehidratación? ¿Cuál es la diferencia?

No solo es imprescindible para el correcto funcionamiento del organismo, si no que es fundamental para la hidratación; sin ella no podríamos hidratarnos, por lo que cualquier afirmación contraria a esta idea es falsa. No, el agua no deshidrata.

El agua es una parte vital para mantener los órganos y sistemas del cuerpo funcionando correctamente. Incluso para la piel, que es en realidad un órgano. Cuando tu piel está deshidratada, esta puede volverse pálida, seca y agrietada. Las glándulas sebáceas en la piel comenzarán a producir aceites y sebo en exceso para compensar la falta de hidratación, lo que provoca acné y piel grasa. Para rectificar la sobreproducción de aceite en la piel, es importante consumir suficiente agua durante todo el día.

Beneficios de beber agua diariamente

Sabemos que es imprescindible en nuestro día a día, pero no conocemos todas las ventajas que aporta. A continuación te intentamos convencer de beber más diariamente para cuidar el organismo.

Ayuda a maximizar el rendimiento físico

Si no te mantienes hidratado, tu rendimiento físico puede verse afectado. Esto es muy importante durante el ejercicio intenso o las altas temperaturas.

La deshidratación puede tener un efecto notable si pierdes tan solo el 2% del contenido de agua de tu cuerpo. Sin embargo, no es raro que los atletas pierdan entre el 6 y el 10% de su peso en agua a través del sudor. Esto puede provocar una alteración del control de la temperatura corporal, reducción de la motivación y aumento de la fatiga. También puede hacer que el ejercicio se sienta mucho más difícil, tanto física como mentalmente.

Se ha demostrado que una hidratación correcta evita que esto suceda e incluso puede reducir el estrés oxidativo que se produce durante el ejercicio de alta intensidad. No es algo sorprendente si se considera que el músculo contiene aproximadamente un 80% de agua.

Mejora los niveles de energía y la función cerebral

Tu cerebro está fuertemente influenciado por tu estado de hidratación. La ciencia demuestra que incluso una deshidratación leve, como la pérdida del 1 al 3% del peso corporal, puede afectar muchos aspectos de la función cerebral.

Una pérdida de líquido del 1 al 3% equivale aproximadamente a 0,5 y 2 kg de pérdida de peso corporal para una persona que pesa 68 kg. Esto puede ocurrir fácilmente a través de las actividades diarias normales, y mucho menos durante el ejercicio o las altas temperaturas.

El agua previene y trata los dolores de cabeza

La deshidratación puede desencadenar dolores de cabeza y migraña en algunas personas. La ciencia ha demostrado que el dolor de cabeza es uno de los síntomas más comunes de deshidratación. Además, algunos estudios han demostrado que beber agua puede ayudar a aliviar los dolores de cabeza en quienes experimentan dolores de cabeza frecuentes.

Sin embargo, no todos los estudios están de acuerdo, y los investigadores han concluido que debido a la falta de estudios de alta calidad, se necesita más investigación para confirmar cómo el aumento de la hidratación puede ayudar a mejorar los síntomas del dolor de cabeza y disminuir la frecuencia del dolor de cabeza.

Ayuda a aliviar el estreñimiento

El estreñimiento es un problema común que se caracteriza por deposiciones poco frecuentes y dificultad para defecar. Se recomienda aumentar la ingesta de líquidos como parte del protocolo de tratamiento, y hay alguna evidencia que respalda esto.

El bajo consumo de agua parece ser un factor de riesgo de estreñimiento tanto en personas jóvenes como en personas mayores. El agua mineral puede ser una bebida especialmente beneficiosa para quienes padecen estreñimiento.

Los estudios han demostrado que el agua mineral rica en magnesio y sodio mejora la frecuencia y consistencia de las deposiciones en personas con estreñimiento.

mujer con un vaso de agua en la mano

Tratar los cálculos renales

Los cálculos urinarios son aglomeraciones dolorosas de cristales minerales que se forman en el sistema urinario. La forma más común son los cálculos renales, que se forman en los riñones.

Existe evidencia limitada de que la ingesta de agua puede ayudar a prevenir la recurrencia en personas que previamente han tenido cálculos renales. Una mayor ingesta de líquidos aumenta el volumen de orina que pasa por los riñones. Esto diluye la concentración de minerales, por lo que es menos probable que se cristalicen y formen grumos.

El agua también puede ayudar a prevenir la formación inicial de cálculos, pero se requieren estudios para confirmarlo.

Beber agua ayuda a prevenir la resaca

Una resaca se refiere a los síntomas desagradables que se experimentan después de beber alcohol. El alcohol es un diurético, por lo que hace que pierdas más agua de la que ingieres. Y esto puede provocar deshidratación.

Aunque la deshidratación no es la principal causa de resaca, puede causar síntomas como sed, fatiga, dolor de cabeza y sequedad de boca. Una buena forma de reducir la resaca es beber un vaso de agua entre bebidas de alcoholy tomar al menos un vaso grande de agua antes de acostarse.

Favorece a perder peso

Beber mucha agua puede ayudarte a perder peso. Esto se debe a que el agua puede aumentar la saciedad y aumentar tu tasa metabólica. Algunos estudios sugieren que aumentar la ingesta de agua puede promover la pérdida de peso al aumentar ligeramente el metabolismo, lo que puede aumentar la cantidad de calorías que quema a diario.

El momento también es importante. Beber agua media hora antes de las comidas es lo más eficaz. Puede hacer que se sienta más lleno para que coma menos calorías.

¿Cuánta cantidad hay que beber al día?

La regla diaria de cuatro a seis vasos es para personas sanas. Es posible ingerir demasiada agua si padeces ciertas afecciones, como enfermedad de la tiroides o problemas renales, hepáticos o cardíacos; o si estás tomando medicamentos quete hacen retener agua, como medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), analgésicos opiáceos y algunos antidepresivos.

Si quieres saber la cantidad diaria sin entrar en ninguna anomalía, lo cierto es que no hay una respuesta única para todos. La ingesta de agua debe ser individualizada y debes consultar con un médico si no estás seguro de la cantidad adecuada para ti. Además, las necesidades de agua de una persona sana variarán, sobre todo si pierde agua a través del sudor porque realice ejercicio o porque está al aire libre en un día caluroso.

La cantidad de agua que debes beber en esas ocasiones es personal y si tienes dudas, lo mejor es hablarlo con un médico. Por regla general para las personas sanas, beber dos o tres tazas de agua por hora es perfecto.

agua del grifo en un vaso

¿Deberíamos tomar bebidas isotónicas?

Como decíamos antes, es posible que en ciertos casos, algunos deportistas necesites bebidas que repongan electrolitos después de un intenso entrenamiento. Los electrolitos son moléculas que contienen iones libres, muchos minerales, y ayudan a regular muchos procesos en el cuerpo, incluida la función nerviosa y muscular, la hidratación, el pH de la sangre, la presión arterial y la curación del tejido dañado. Estos se obtienen naturalmente a través de muchos alimentos y, por lo general, no son una preocupación para las personas que se adhieren a una rutina de ejercicio casual y moderado.

¿Por qué se llaman bebidas hidratantes y las botellas de agua no tienen esta marca? Creemos que no es indispensable recordar a la población que el H2O es la base de la hidratación. Al igual que en una manzana no encontraremos una marca de «alimento nutricional». Es obvio. Son embargo, en las bebidas deportistas suele aparecer este eslogan porque se refieren a la ingesta de electrolitos, micronutrientes o sodio.

Lo ideal es beber pequeñas cantidades de agua cada 10 o 15 minutos durante el ejercicio. Esto ayuda a reemplazar de inmediato el agua perdida por la transpiración. Para el ejercicio que dure más de 60 minutos, se deben incluir otros nutrientes, a poder ser con un contenido de carbohidratos del 5 al 7%. Esto permite que el cuerpo absorba los carbohidratos a un ritmo rápido, proporcionando combustible rápido y ayudando a reponer los electrolitos al cuerpo.

No obstante, si tienes diabetes o padeces otras afecciones relacionadas con el azúcar en la sangre, consulta a un médico antes de tomar bebidas deportivas para reponer los electrolitos. Ten en cuenta que aún puedes consumir agua cuando haces ejercicio durante más de 60 minutos, pero los líquidos con electrolitos se vuelven más importantes una vez que pasas la marca de la hora.

¡Sé el primero en comentar!