El etiquetado sin gluten es confuso y a menudo engañoso. ¿Sabrías decir qué significa realmente que un producto contenga cero de esta sustancia? ¿Y por qué esto es importante?

En 2013, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) emitió pautas sobre el etiquetado para celíacos, que proporciona los niveles más bajos de esta sustancia, un tipo de proteína que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y el triticale, que puede detectarse de manera confiable en los alimentos a través de métodos respaldados por la ciencia. La FDA creó esto para proporcionar a las personas con enfermedad celíaca, sensibilidad e intolerancia al gluten una indicación válida de que ciertos alimentos son seguros para comer.

Dadas las diferentes definiciones de sin gluten, las personas con enfermedad celíaca o intolerancia deben estar familiarizadas con la lectura y comprensión de las etiquetas de los alimentos para asegurarse de que no consuman algo que les puede dañar el sistema digestivo.

¿Qué ocurre si un celíaco no lleva una dieta sin gluten?

Pero el gobierno no es la única organización que establece estándares: la Organización de Certificación Libre de Gluten (CFCO) ha registrado el logotipo «Certificado Libre de Gluten«. Incluso, establecieron sus estándares con respecto a los productos sin gluten aún más estrictos: los alimentos que llevan el logotipo certificado deben contener menos partes por millón (ppm) de gluten que los niveles sin gluten aprobados por la FDA.

A continuación analizamos las diferentes etiquetas, para que tengas claro lo que quiere decir cada una.

Naturalmente sin gluten

Se refiere a alimentos que no contienen inherentemente gluten en su forma cruda, como arroz, palomitas de maíz, verduras, frutas, lácteos y carne.

Debido a que la FDA no exige que una etiqueta»sin gluten» esté en un paquete de alimentos, es posible que no aparezca, incluso si los alimentos no lo contienen. Esta es la razón por la cual algunos alimentos, como los tomates y las palomitas de maíz, tienen el reclamo ‘sin gluten’ en lugar de simplemente ‘naturalmente sin gluten’.

Ejemplos de alimentos naturalmente libres son:

  • Quinoa
  • Arroz integral
  • Arroz
  • Trigo sarraceno
  • Yuca
  • Mijo
  • Arrurruz (maranta)
  • Lentejas
  • Frijoles
  • Avena (aunque inherentemente libre de gluten, la avena puede estar sujeta a contaminación cruzada)

La combinación de ingredientes que contienen gluten puede ocurrir a lo largo del viaje del campo al plato con alimentos como la avena. Este alimento se cultiva comercialmente en campos rotativos con otros granos que contienen gluten, como el trigo, la cebada y el centeno. Para cosechar la avena, los agricultores comerciales no solo usan el mismo suelo sino también la misma maquinaria y mecanismos de procesamiento, incluido el envío en los mismos camiones y el almacenamiento en los mismos contenedores. Este tipo de contaminación cruzada no es peligroso para una persona normal; pero para las personas celiacas, puede ser mortal.

Sin gluten

Este es un reclamo regulado por la FDA que significa que el alimento debe contener menos de 20 ppm de gluten y no contener cebada, centeno ni trigo.

Los términos «sin gluten» o «gluten free» se incluyen en esta categoría. Los expertos respaldan que menos de 20 ppm de gluten está científicamente demostrado que es un nivel tolerable para las personas con enfermedad celíaca.

Además del estándar de la FDA de que los productos alimenticios etiquetados como sin gluten deben contener menos de 20 ppm, también están sujetos a los siguientes criterios:

  • No incluyen ningún tipo de trigo, centeno, cebada o cualquier cruce de esos granos que contengan gluten.
  • No incluyen ningún ingrediente derivado de esos granos.
  • No contienen ningún ingrediente de un grano que contenga gluten que no haya sido procesado para eliminar la sustancia.
  • No contienen ningún ingrediente de un grano que contenga gluten que haya sido procesado para eliminar el gluten.

Las empresas que fabrican alimentos sin gluten deben tener procedimientos que aseguren que todos los ingredientes sean apropiados, la instalación de producción controla eficazmente el contacto cruzado y los productos se prueban adecuadamente. Estas prácticas ayudan a asegurar que los alimentos cumplan con la definición.

Certificado libre de gluten

Esta certificación impone regulaciones aún más estrictas que las normas establecidas por la FDA. Se refiere a un producto cuyos ingredientes o productos no tienen más de 10 ppm de gluten y menos de 0’25 gramos que contienen gluten por kilogramo.

Un producto certificado asegura que la compañía ha contratado a un tercero para garantizar que las prácticas de fabricación sin gluten sean adecuadas.

Con trazas de gluten

La afirmación contiene trazas no está definida ni regulada por la FDA, por lo que no está claro cuánta cantidad contiene ese producto alimenticio.

Que contenga trazas se refiere generalmente a alimentos que se crean en fábricas que también fabrican productos que contienen gluten. Eso significa que los alimentos con la etiqueta de trazas de gluten son susceptibles a la contaminación cruzada, y se pueden encontrar trazas en el producto.

La avena cortada en acero es un ejemplo de un alimento que contiene una cantidad indeterminada de residuos de gluten. Aunque la avena está naturalmente libre de gluten, es probable que contenga trazas debido a su proceso de fabricación.

Entonces, ¿qué etiqueta sin gluten debes elegir?

Si te tomas en serio evitar la sustancia debido a una enfermedad celíaca o sensibilidad, te recomiendo buscar siempre las etiquetas «sin gluten» y con certificación. El resto de etiquetas también están reguladas por la FDA y son seguras.
Debes tener en cuenta la elección de productos que mencionen que contienen» trazas», ya que pueden exponerte a la proteína.