Hay personas que piensan que llevar un vida libre de gluten es mejor para la salud, incluso se plantean que puede ayudarles a perder peso. El error está en pensar que es un tipo de alimentación más saludable, a pesar de no tener ningún tipo de intolerancia. Puede ser igual de preocupante dejar de tomar gluten sin ninguna razón de peso, como que una persona celíaca no cambie su alimentación.

Es importante que se conozca el trastorno. Estoy segura de que no eres consciente de la cantidad de síntomas que puede mostrar un celíaco, sin saber que tiene este problema de salud. La gliadina es la proteína del gluten que más se ha relacionado con la intolerancia en general y la enfermedad celiaca en particular. Muchos productos relacionados con la panadería y pastelería usan esta sustancia como aglutinante para unir el resto de ingredientes y conseguir una textura firme.

Puede parecer que en los últimos años se ha incrementado la aparición de personas celíacas, pero lo cierto es que tan solo se ha confirmado un diagnóstico. Hasta hace poco, las personas no eran conscientes de que algo les estaba pasando en su sistema digestivo, lo achacaban a una mala comida o al estrés. Si una personas celíaca no lleva una dieta libre de gluten, puede tener efectos poco deseados, y que te contamos a continuación.

Afecta a varios órganos

No solo es una enfermedad que afecta al intestino, sino que puede estar afectados varios órganos. El gluten provoca una reacción inflamatoria de la mucosa intestinal por una reacción inmunológica. Lógicamente, debe existir una predisposición genética y entrar en contacto con el gluten.

Se puede manifestar normalmente con diarrea o desnutrición, aunque también se dan síntomas menos específicos como anemia, infertilidad, gases o malas digestiones. Es recomendable hacerse alguna analítica de sangre para controlar si existen alteraciones, aunque también se aconseja hacer una biopsia para confirmar que se tiene celiaquía.

Puede crear reacción en la piel

La dermatitis herpetiforme es una enfermedad de la piel que se da en celiacos, diagnosticados o no. Muchos la reconocerán por ser pequeñas ampollas agrupadas y que provocan un intenso picor. Suelen aparecer en articulaciones, como codos y rodillas, pero también aparece en nalgas o en forma de aftas en la boca.

A pesar del nombre, no tiene ninguna relación con los virus herpes, pero las lesiones son parecidas. Para conocer la diferencia, los médicos realizan una biopsia en la piel y determinan cuál es el tipo de problema de la dermis. El tratamiento es siempre seguir una dieta completamente libre de gluten.

Cuidado con la aparición de ataxia

La ataxia una enfermedad rara que aparece solo en el 10% de los enfermos celiacos y suele diagnosticarse cuando se pasan los cincuenta años. También puede estar relacionado con un mecanismo autoinmune, por el que la ingesta de gluten desencadena una reacción anormal que ataca a células del cerebelo. Se dan casos de que hay celíacos que cuentan con alteraciones motoras, como temblor o falta de coordinación de los movimientos, y es debido a esta enfermedad.

Es muy importante diagnosticarlo a tiempo para poder revertir completamente las lesiones del cerebelo pero puede darse el caso de que haya efectos irreversibles. No llevar una dieta libre de gluten puede tener graves consecuencias, más allá de un malestar de estómago o inflamación abdominal.