Nuestras manos son una herramienta muy importante en nuestro día a día. Y es que las utilizamos para todo. Por ello, pueden sufrir ciertos daños si no las mimamos como corresponde. Éstas, además de nuestra principal herramienta de trabajo, son nuestra carta de presentación en muchos casos. Aprende cómo cuidarlas.

Unas manos bonitas y cuidadas dicen mucho de nuestra persona. En ocasiones no podemos mantenerlas perfectas y más aún, si nuestro trabajo implica cierto desgaste en esta zona del cuerpo. Exponerlas a ciertos productos de limpieza, materiales o esfuerzos, puede llegar a estropearlas. Sin embargo, dicha consecuencia tiene solución si aprendemos a prestarles más atención. ¿Cómo? Te lo contamos.

Consejos para unas manos bonitas y cuidadas

Limpieza

Desde que amanecemos tenemos las manos en movimiento. Sin darnos cuenta tocamos muchas cosas que pueden dejar nuestra piel con impurezas y suciedad. Por ello, lávalas con frecuencia, especialmente tras utilizar móviles, ordenadores, antes de comer o después de ir al baño. Mantén la higiene de tus manos en óptimas condiciones.

Hidratación

Encuentra una buena crema hidratante a tu gusto y llévala contigo en todo momento para aplicarla con cierta regularidad. Especialmente en meses de más frío en los que se pueden resecar o agrietar. Unas manos hidratadas, se perciben suaves y cuidadas.

Exfoliación

Del mismo modo en que exfoliamos nuestro cuerpo y nuestro rostro, las manos también deben recibir estos cuidados. Por ello, una vez por semana, exfólialas para eliminar pieles muertas e impurezas. Notarás cómo se suavizan y, además, te librarás de algunas manchitas que puedan haber aparecido. Si prestas atención a la piel que rodea tus uñas, éstas también mejorarán su apariencia y lucirán más bonitas.

Haz clic aquí y aprende a hacer tus propios exfoliantes caseros.

Cuida tus uñas

Las uñas concretamente, también dicen mucho a la hora de lucir unas manos bonitas. Por ello, hazte una manicura una vez por semana. No es necesario pintarlas, pero sí nutrirlas y cuidarlas. Visita nuestro post sobre cómo fortalecer las uñas.

Limón para unas manos de anuncio

El limón es uno de los mejores aliados de nuestras manos. Aplica a diario zumo de limón sobre la piel y déjalo actuar unos minutos. Posteriormente enjuaga. Observa cómo, de una forma progresiva, quedan más suaves, libres de impurezas y además, sin algunas manchitas oscuras que han ido apareciendo por la edad o la exposición a ciertos productos.