El cuidado de las uñas se ha convertido en una parte imprescindible dentro de una rutina de belleza completa. Siempre ha sido una parte muy importante de la estética femenina, pero es cierto que, hoy por hoy, es una moda. Sin embargo, la exposición continua a ciertos productos, puede ser determinante en la salud de éstas.

Factores como la aplicación de productos nocivos, una deficiencia nutricional, infecciones, hongos, … pueden afectar a la salud de tus uñas. Por ello, es necesario prestar mucha atención y conocer algunos trucos que pueden devolverles la vitalidad que necesitan.

¿Cómo fortalecer las uñas?

Si observas que no tienen una apariencia saludable y bonita, ¡que no cunda el pánico! Hay numerosos remedios caseros, completamente naturales, que te pueden ayudar. No olvides que unas uñas bonitas no dejan de ser una importante carta de presentación.

Ajo

Se trata del remedio para el cuidado y crecimiento de las uñas por excelencia. Sus propiedades antibióticas y antioxidantes, ayudan a prevenir infecciones por hongos y las fortalece notablemente.

  • Parte un diente de ajo por la mitad y úntalo en las uñas una vez al día. Es mejor hacer esta rutina por las noches, ya que el ajo desprende un fuerte olor.

Aceite de oliva

Resulta muy nutritivo y mejora el estado de sequedad de las uñas. El aceite de oliva contiene vitaminas y ácidos grasos esenciales para unas uñas bonitas e hidratadas.

  • Prepara un bol con aceite de oliva e introduce los dedos dentro durante 15 minutos. A continuación, extráelos y sécalos. Puedes lavar tus manos con jabón neutro o masajear para que hidrate también tus manos. Notarás la diferencia.

Cebolla

Su compuesto en azufre, vitamina E y hierro la convierten en un remedio muy eficaz para fortalecer las uñas y evitar un aspecto quebradizo y débil.

  • Puedes partir una cebolla por la mitad en introducir las uñas de cada mano en una mitad. Déjelas durante 10 minutos y extrae. Espera alrededor de 20 minutos para que penetre la sustancia antes de lavarlas. Pasado este tiempo enjuágalas con agua y jabón neutro para eliminar el olor.
  • Otra opción, es picar una cebolla e introducirla en un bol. Unta la pasta por las uñas y déjala actuar durante 10 minutos. Espera igualmente 20 minutos, aproximadamente, antes de enjuagar.

Aceite de ricino

El aceite de ricino es rico en vitamina E. Es uno de los remedios naturales más eficaces tanto para las uñas, como para el cabello.

  • Aplica unas gotitas en las uñas por las noches. Masajéalas y deja que actúen hasta la mañana siguiente. Por la mañana ya no quedará resto de producto, pero tus uñas estarán fuertes, hidratadas y con un aspecto muy saludable.