Como deportista y buen amante del chocolate, te interesará conocer todos los beneficios que aporta enn el organismo. Aunque vas a ser mucho más feliz cuando sepas que también puedes mejorar tu rendimiento deportivo. Increíble que la ciencia juegue en tu mismo equipo, ¡eh!

El chocolate negro posee dos propiedades que lo hacen especial para tu entrenamiento: los hidratos de carbono y los antioxidantes. Es cierto que cualquier tipo de chocolate te aportará carbohidratos, pero no todos serán de la misma calidad ni tendrán el mismo contenido de azúcar.

Si quieres saber más sobre cómo tu alimento favorito puede ser tu aliado en el entrenamiento, descubre los 4 mejores beneficios que te aportará.

Reduce la inflamación

El chocolate contiene antioxidantes llamados flavonoides, que ayudan a reducir la inflamación. Cuanta mayor cantidad de cacao tenga el chocolate (más negro sea), más cantidad de antioxidantes encontraremos. En algunos deportes, sobre todo en los más intensos, se genera cierta inflamación muscular y articular, por lo que tomar chocolate negro después de entrenar puede ayudar positivamente.

Aumenta la capacidad aeróbica

La ciencia ha comprobado de tomar chocolate negro puede ayudar a mejorar los niveles de VO2 máx (la eficiencia con la que usamos el oxígeno). ¿A qué se debe esto? Los investigadores creen que la epicatequina, un flavonol del cacao, puede ayudar a que la fuente de energía de las células funcionen de forma más eficiente.

Mantiene la mente despierta

Siempre se ha dicho que el chocolate es el sustituto perfecto del sexo, y tiene una explicación relacionada con la hormona del placer. El cacao genera la producción de serotonina, que es la encargada de regular el estado de ánimo. Además, puede ayudarte a sentirte motivado y emocionado en tus entrenamientos.
Toma un poco de chocolate negro antes de ir al gimnasio y aumenta tu rendimiento deportivo.

Te permite entrenar durante más tiempo

En el chocolate negro también encontramos cierta cantidad de cafeína, por lo que puede ayudarte a entrenar durante más tiempo. Un estudio publicado en Sports Medicine descubrió que consumir cafeína mejora la fuerza y ​​la resistencia. Asimismo, tomar cafeína con algún tipo de hidrato es una combinación que existe en el chocolate; por lo que es una opción perfecta para a aumentar la recuperación muscular después de entrenar intensamente.

No abuses de su consumo

Además de hidratos de carbono, el chocolate contiene un alto contenido de grasas saludables, por lo que es recomendable no abusar de su ingesta. La grasa tarda más en descomponerse en combustible frente a otros hidratos (fruta o azúcar simple). Así que si piensas comer chocolate negro antes de entrenar, hazlo unas 2 horas antes.
Si lo vas a tomar como método de recuperación, consume un par de onzas para reemplazar las reservas de glucógeno después del entrenamiento. Para hacerlo más completo, combínalo con un poco de proteína, como un vaso de leche o una tortilla.

Presta atención a su consumo porque también puede provocar reflujo ácido, acidez estomacal o indigestión durante el ejercicio físico.