¡Cuidado, Runners! Casi la mitad de los corredores se lesionan en un año

Sabemos que el running está de moda, y da igual si llevas diez años sin entrenar. Tú has comprado todo lo necesario para salir a correr y ponerte en forma. Pero no todo es sudar la gota gorda. Casi la mitad de todos los corredores recreativos se lesionan al menos una vez al año, independientemente de su edad, sexo, experiencia al correr o peso, según un estudio.

Un investigador de Suecia monitoreó a más de 200 corredores habituales adultos durante el transcurso de un año, y un médico deportivo diagnosticó una lesión que se desarrolló. Las lesiones observadas durante el estudio afectaron en gran medida a los tendones de Aquiles, las pantorrillas y las rodillas.

El 50% de los corredores se lesionará a  lo largo de la temporada

«Un tercio de los participantes resultaron heridos durante el transcurso del estudio«, dijo el autor del estudio y científico deportivo Jonatan Jungmalm de la Universidad de Gotemburgo. Pero, añadió, «si también se tiene en cuenta a los participantes que abandonaron el estudio, es razonable suponer que casi la mitad de todos los corredores recreativos se lesionan en un año«.

Lo cierto es que no hubo demasiadas lesiones duraderas. Pero todas impidieron que los corredores se ejercitaran como de costumbre.

En su estudio, el Sr. Jungmalm contó con más de 200 corredores de entre 18 y 55 años de la lista de participantes del Medio Maratón de Göteborgsvarvet (Suecia). Para participar en el estudio, cada atleta tenía que haber estado corriendo durante al menos un año, totalizar un promedio de al menos 15 kilómetros por semana y también haber estado libre de lesiones durante los seis meses anteriores.

Cada corredor rellenó un diario de entrenamiento durante un año, anotando cómo de lejos corrieron y si experimentaron algún dolor al hacerlo. Los participantes que experimentaron lesiones repentinas o dolor prolongado fueron examinados por un médico deportivo.

El estudio reveló que, de los corredores que resultaron lesionados, la mitad desarrolló problemas en el tendón de Aquiles, las pantorrillas o las rodillas. No parecía haber diferencia en términos de edad, sexo, peso o incluso experiencia de carrera entre los corredores que se lesionaron y los que no.

corredores haciendo una carrera

Una lesión aumenta el riesgo de recaída en el futuro

Sin embargo, señaló Jungmalm, «los que habían resultado heridos anteriormente tenían más probabilidades de verse afectados de nuevo«.

Antes de participar en el estudio, cada uno de los corredores fue sometido a una serie de pruebas físicas para determinar su fuerza, movilidad y estilo de carrera.

Aquellos que tenían la parte externa de los muslos relativamente débiles se enfrentaban a un mayor riesgo de lesiones. En cambio, lo que tenían pronación tardía en su marcha al correr también tenían un mayor riesgo”, dijo el Sr. Jungmalm.

La pronación es la forma en que el pie humano rueda hacia dentro para distribuir el impacto al aterrizar. La pronación tardía puede ejercer tensión sobre el tendón de Aquiles y sobrecargar la pantorrilla.

«Sin embargo, tener un torso débil o una flexibilidad muscular limitada no fue de gran importancia«, agregó el científico deportivo.