Ser mamá es quizás de las mejores experiencias que una mujer puede vivir y es difícil compararlo con otros aspectos de la vida. Las recién mamás necesitan un menú rico en vitaminas, proteínas y minerales, y cuanto más lejos de las grasas malas, los dulces y los productos ultraprocesados, mejor.

Recientemente, Deliveroo se ha unido a Pastelería Mallorca para crear una cesta que ofrece a las mamás diferentes productos que no han podido comer durante el embarazo. Por ejemplo, durante el proceso las mamás no pueden tomar embutidos, así pues, en esta cesta vemos un paquete de lomo ibérico, queso parmesano, palmeritas de chocolate, croissant pequeños con jamón y un zumo de naranja, zanahoria y jengibre.

Esta cesta llega presentada en una bandeja de madera y acompañada de un peluche de algodón 100% orgánico y que ha sido elaborado a mano, aparte del característico lazo de Pastelería Mallorca.

Una cesta de regalo con comida y un peluche de Pastelería Mallorca

Hasta aquí todo muy bonito, pero no se trata de un menú sano y variado que aporte todos los nutrientes que necesita una mujer que ha dado a luz hace poco. Simplemente esta cesta se vende a modo de regalo, por ejemplo.

Ahora toca centrarse en un menú especialmente indicado para mamás y realizado una dietista – nutricionista del Centro de nutrición de Barcelona Júlia Farré. La experta indica que las mujeres que han dado a luz recientemente pueden comer quesos, incluso aquellos hechos con leche no pasteurizada y embutidos, según se les apetezca.

También comenta que las mamás no pueden comer kombuchas, alcohol, algas ni pescados de gran tamaño. La nutricionista aboga por una dieta equilibrada donde haya variedad de alimentos y se eviten los fritos y la sal (para mamás que dan el pecho y para las que no).

Un menú saludable elaborado por una dietista - nutricionista

En base a estas premisas, la dietista – nutricionista ha creado un menú completo y variado capaz de satisfacer a los paladares más exquisitos:

  • Ensalada de verduras con hojas verdes, setas y virutas de jamón.
  • Caldo de garbanzos con verduras.
  • Bollo de pan con frutos secos.

La alimentación hay que cuidarla siempre, estemos embarazadas, en periodo de lactancia, seamos o no deportistas. No importa, siempre hay que comer de forma sana y variada, evitando los ultraprocesados, fritos, refrescos, carnes en abundancia, etc.

Ya sabemos que una mala alimentación desemboca en problemas graves de salud como diabetes, accidentes cardiovasculares, e incluso cáncer.