Así puedes hacer champiñones en el microondas

Así puedes hacer champiñones en el microondas

Sofía Pacheco

Hay una serie de eventos o situaciones en la vida que nos hacen ponernos al límite y ser ingeniosos, una de ellas es no tener horno y no tener vitrocerámica ni cocina de gas. Es en ese momento cuando nos damos cuenta de las bondades del microondas y cómo nos puede sacar del apuro, hasta que nos arreglan el resto de electrodomésticos donde podemos cocinar y ya volvemos a la vida normal. Aunque no lo creamos, podemos hacer casi cualquier cosa en un microondas, y evidentemente podemos hacer champiñones.

Hacer champiñones en microondas es más rápido y saludable, ya que no se queman como en la sartén y mantiene su forma, textura y grosor. Podemos hacer champiñones laminados y champiñones enteros, lo único que hay que variar es el tiempo de cocción, por lo demás el proceso es el mismo.

No creamos que los champiñones se meten crudos, no, hay que meterlos con la salsa que queramos agregar al plato, aunque mucho cuidado con salsa pesto, mostaza, tomate frito, y similares, que, si no ponemos protector, todas las paredes del microondas se ensuciarán. Aparte de que hay algunas salsas que cambian su textura y sabor y llegan incluso a endurecerse con la acción del microondas.

Precaución con los champiñones

Saber que los champiñones están malos es clave para que el resto de la receta vaya bien. Sabemos que nosotros compramos los champiñones de color blanco y ahora abrimos el envoltorio y vemos que la gran mayoría están negros, ¿qué pasa si nos los comemos?

Un champiñón en mal estado ha de desecharse al cubo de basura orgánica, porque si nos los comemos podremos tener dolores gastrointestinales, fatiga y diarreas, llegando incluso a intoxicación grave. Recordemos que los champiñones son hongos, y si no nos comeríamos la parte verde de un yogur, ¿por qué sí un champiñón ennegrecido?

Si vemos que tienen manchas negras, podemos quitar esas manchas champiñón a champiñón, si vemos que son muchas y que ya hay alguno negro entero, lo sentimos, pero es hora de vaciar la bandeja en el contenedor de orgánicos.

Otras formas de ver si este producto está en mal estado es fijarnos en la cabeza del champiñón sin laminar, el que viene entero y si vemos una especie savia o textura viscosa blanca, o es posible que se haya arrugado considerablemente, es una señal inequívoca de que no está en buen estado y lo mejor es desecharlos.

Champiñones laminados

Cómo conservar champiñones en la nevera

Quienes compramos champiñones laminados en el supermercado sabemos que es un producto muy perecedero y que en el momento en el que cambia de atmósfera, de temperatura o pasan 3 días, el champiñón pasa de blanco a beige y de ahí a las manchas negras y oscurecimiento de los champiñones hay menos de 48 horas.

Nosotros, bajo nuestra experiencia, recomendamos dos cosas. O bien los comemos entre el día de compra y los 2 días siguientes, o bien, los dejamos hasta que ya no sea tan blancos y cocinamos la bandeja entera. Al cocinar la bandeja entera hacemos que duren unos 3 días en buen estado y sin ponerse negros, es decir le estamos dando 5 o 6 días de vida.

También está la opción de sacarlos de su envoltorio y usar un tupper hermético, pero eso no aumenta su esperanza de vida en muchos casos, ya que el cambio de atmósfera, la rotura de la cadena de frío y otras situaciones ya han activado la marcha atrás del reloj. Es decir, nada más agarrar la bandeja en el supermercado, el tiempo va en nuestra contra.

Congelarlos no es una opción, puesto que al descongelar se quedarán negros y reducirán su tamaño en más del 50%. Podemos comprarlos congelados, pero somos partidarios de comprar siempre productos frescos para agregar a nuestra dieta diaria. Diferente es comprar frutos rojos congelados o un revuelto de verduras para ocasiones puntuales, pero los champiñones mejor frescos.

Consejos para que esta receta salga perfecta

Hay diferentes formas de llevar a cabo esta receta de champiñones en el microondas, pero nosotros siempre hacemos una desde que la descubrimos. Para ello necesitamos la bandeja de champiñones, un bol grande, aceite de oliva, sal y pimienta molida. Hay quienes le echan otras especias. Como decimos, cada uno lo hace a su gusto. Lo que sí recomendamos es que sean especias en polvo y que la mezcla quede bien homogénea, ya que si hay un champiñón sin salsa este saldrá del microondas con un poco de mala pinta.

Con respecto a las cantidades, podemos hacer la cantidad que queramos desde un puñado pequeño para agregar a una ensalada, o podemos hacer toda la bandeja para conservarlos mejor en la nevera y que aguanten 3 o 4 días más.

También necesitaremos un plato llano más o menos grande y una cuchara, tenedor o lengüeta para remover todo dentro del bol. En menos de 2 minutos tendremos nuestra receta lista y la podremos usar en ensaladas, pastas, arroces, carnes, revuelto de huevos, o donde queramos.

Mucho cuidado porque el plato o bandeja saldrá muy caliente del microondas y podríamos quemarnos, así que recomendamos usar guantes o algún tipo de protector. Además, si el plato es muy llano y aún queda aceite en el fondo se puede derramar sobre nosotros si inclinamos el plato, así que lo mejor para cocinar siempre es tener precaución y cubrir las partes del cuerpo más cercanas al fuego.

Dificultad Facil
PlatoÚnico
Tiempo2 minutos

Ingredientes

  • 50 gramos de champiñones
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

Agregar ingredientes
En un bol grande agregamos la cantidad de champiñones que queramos hacer, cuanta más cantidad, más grande deberá ser el recipiente. Agregamos un chorro de aceite, sal al gusto y espolvoreamos pimienta en polvo al gusto.
Removermos
Con todo dentro del bol, removemos la mezcla con la ayuda de una cuchara, tenedor o lengua, hasta que todos los champiñones estén impregnados de aceite, sal y pimienta. Un truco: que no sobre mucho aceite en el fondo.
Emplatar
La mezcla del bol la pasamos a un plato llano o una bandeja apta para microondas y los espaciamos para darle su espacio a cada champiñon.
Al microondas
Metemos esa bandeja o plato en el microondas un minuto a temperatura media alta. Si nos pasamos de tiempo o de temperatura, se pondrán negros y estarán feos de sabor. El tiempo va en función de si nos gustan poco hechos o muy hechos.
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0
¡Sé el primero en comentar!