Esta semana, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado un informe sobre los hábitos de consumo alimentario en España, durante el 2017. No ha tardado en saltar la alarma por la forma en la que tratan los datos desde el Ministerio. ¿Seguimos teniendo una alimentación sana y equilibrada? ¿Hacia donde tiende el consumo español?

Aumenta el consumo de pizza

El Ministerio destaca que la ensalada verde sea el primer plato más consumido en los hogares españoles, pero no comenta que se ha reducido en un 1% su consumo de 2016 a 2017. Además, que la ensalada sea lo más habitual en nuestras casa, no significa que tengamos una alimentación sana y equilibrada.

Por ejemplo, la pizza ocupa el segundo puesto del ranking, que además ha aumentado de un año para otro. De aquí se puede hacer una lectura muy diferente a la que nos plantea el Ministerio: ¿no estamos ante una tendencia de aumentar la ingesta de ultraprocesados?
Si nos damos cuenta, se ha reducido el consumo de: ensalada de tomate, pechuga de pollo, merluza y judías. En cambio, se he incrementado el de: sopa de pasta y tortilla de patata; que junto a la pizza, suelen ser platos precocinados.

¿Cómo suele ser la cesta de la compra española?

Los lácteos, la fruta, la verdura y el agua embotellada suele ocupar en mayor medida nuestra cesta de la compra. Aunque le damos mayor importancia a alimentos proteicos como la carne y el pescado.
Si bien es cierto que no se especifica qué integra “el resto de la alimentación”, suponemos que se refiere a productos ultraprocesados que provocan los problemas cardiovasculares a los que están sometidos muchos de los españoles.

El Ministerio ha querido mostrar que tenemos una alimentación saludable y equilibrada, basada en la dieta mediterránea; pero hay muchos datos relevantes que no han querido revelar.

Aquí podéis echarle un ojo al informe completo: Informe del Ministerio.