Desde hoy, y hasta el 1 de julio, en España viviremos la primera ola de calor recién inaugurado el verano. Es normal que las altas temperaturas empiecen a asentarse, como característica propia de la estación, pero el aire procedente de África hará que se superen los 35 grados en casi todo el país. La Agencia Estatal de Meteorología ha advertido de que «es bastante probable» que incluso se alcance o superen los 40 grados en «zonas del centro, interior de la mitad sur y cuadrante nordeste del país». No es cualquier cosa lo que nos espera, así que deberíamos prepararnos para vivir en el infierno unos días.

 

El cuerpo aún no está acostumbrado a temperaturas muy desorbitadas (aunque en Sevilla empezamos a morir de calor en abril), así que es muy recomendable seguir las recomendaciones de expertos para evitar golpes de calor y otros sustos. La clave principal está en beber agua casi constantemente. No esperes a tener sed, hazte con una botella y «oblígate» a beber a cada ratito. Puedes optar por infusiones frías o agua con sabor para que se te haga más apetecible.
Haz todo lo posible para evitar la ingesta de bebidas alcohólicas y aquellas que contengan cafeína. Favorecen a la deshidratación y suelen tener un alto contenido en azúcar.

Lo ideal es no salir de casa en estos días, o hacerlo en las horas en las que hace menos calor. Pero también tienes que tener en cuenta que en casa puede elevarse la temperatura si tienes las persianas subidas completamente y las ventanas abiertas. Busca la manera que impedir que el sol entre directamente y permanece en las zonas más frescas. Personalmente, te recomiendo también andar descalzo para sentir el frescor del suelo en tus pies. Además, estimularás los músculos del pie, que con las zapatillas no consigues.

Vístete con poca ropa, pero bien protegido

Si por mi fuera, iría a la calle con lo mínimo. Es desesperante salir de la ducha y empezar a sudar, como para encima tener que ponerte unos vaqueros ajustados. La ropa ajustada no es el mejor aliado para la circulación, y mucho menos con tantísimo calor. Opta por prendas ligeras, holgadas, con colores claros y que permitan la transpiración del sudor. No te olvides de protegerte con gafas de sol, gorra, sombrero y algún paraguas (sí, como los asiáticos cuando nos visitan).

En cuanto al calzado, ten especial cuidado de no elegir sandalias o chanclas demasiado finas. El suelo está sobrecalentado y elevará la temperatura en tus pies, por lo que el roce con el calzado puede crear ampollas y heridas. Elige unos buenos zapatos, cómodos, de buen material y transpirables.

Por supuestísimo, no puedes olvidarte del protector solar. Es importante en cualquier época del año, pero especialmente ahora.

¿Cuánta protección real ofrece el protector solar?

Los mejores trucos para huir de la ola de calor

Los consejos anteriores son los clásicos y que todos estamos hartos de escuchar en televisión. No es que sean menos importantes, pero también nos gustan los pequeños trucos que nos hagan más llevadera esta ola de calor.

  • Hielos de café. ¿Te gusta tomar café cada día? Para tomarlo frío y evitar que se agüe demasiado con los cubitos de hielo, prueba a congelar el café. Así solo tendrás que echarlo sobre la leche fría o en un café templado. Puedes hacerlo con el té o infusiones.
  • Congela una botella de agua. Recuerdo los días en el colegio, en los que me llevaba una botella medio congelada para ir rellenando con agua normal y que se fuera derritiendo. Si vas a salir a la calle y no quieres que se te caliente el agua, prueba con este truco. Eso sí, lleva una bolsa o envuélvela en papel de aluminio para que no te caiga el agua al descongelar.
  • Agua con fruta congelada. Si quieres agua con sabor y bien fría, prueba a añadir fruta congelada. Las frambuesas y las moras quedan increíbles. Y cuando se descongelen, las puedes comer.