Cuando perseguimos un objetivo físico, sea cual sea, planeamos una rutina de entrenamiento y lo damos todo. Sin embargo, a veces no pensamos en la importancia de algunos hábitos más allá de las horas de gimnasio. Y es que la manera en que nos comportamos fuera de la sala deportiva, también influye de forma directa en los resultados.

Da igual si eres profesional con unas metas específicas o si te acabas de iniciar en el mundo deportivo. Conocer algunos aspectos que se traducen directamente en tus resultados es imprescindible para lograr el éxito. Por ello, empieza a darle la importancia necesaria algunos hábitos de tu día a día. Si los ajustas, seguro que notas una gran diferencia.

5 Aspecto que influyen en los resultados de tu entrenamiento

1. Descanso

La recuperación tras el entrenamiento es imprescindible para gozar de una buena condición física. Cuando entrenamos, llevamos el cuerpo a un importante nivel de estrés fisiológico. El periodo de recuperación es necesario para evitar lesiones y algunas enfermedades que pueden derivar de la acumulación de estrés y fatiga.

2. Sueño

Es el momento clave en el que el cuerpo puede descansar, recuperarse y regenerarse. Debemos intentar que nuestro descanso por las noches sea profundo. Además, es oportuno dormir una media de entre 7 u 8 horas y llevar al cuerpo y la mente hacia un descanso verdaderamente reparador.

3. Hidratación

Es muy importante mantenerse hidratado durante todo el día. Debemos intentar beber un mínimo de 2 litros de agua diarios. Si tu entrenamiento es de una elevada intensidad, quizá te convenga incluir bebidas isotónicas en los momentos de recuperación; ya que ayuda a la absorción de agua y a reparar la reserva energética de la musculatura de manera casi instantánea y muy efectiva.

4. Alimentación

Comer de una forma completa, variada y saludable es un obligatorio cuando queremos disponer de una buena salud y apariencia. Adaptar la dieta en función de tus resultados, te ayudará a lograr la meta de una forma más eficiente. Es importante que, si no tienes los conocimientos adecuados sobre nutrición, acudas a un especialista que pueda determinar tu caso.

5. Gestión emocional

Entender que los descansos y la relajación forman parte del proceso de entrenamiento, te ayudará a dejar de tener esa sensación de pérdida de tiempo. Incluir ejercicios de meditación o mindfulness es una excelente decisión, ya que te ayudará a gestionar mejor el estrés, los nervios y las emociones negativas.