Ya estamos inmersos en la esperada primavera. Todos deseábamos que ésta llegara. Se asoma el buen tiempo, los paisajes florecen y parece que, incluso, mejora nuestro humor. Pero no todo es tan ideal, ya que es la estación de las alergias y nuestro sistema inmunológico puede necesitar un refuerzo.

Tips para reforzar nuestro sistema inmunológico

Cuida especialmente tu alimentación

Para reforzar las defensas y mejorar el estado del sistema inmunológico es necesario alimentarse de una forma sana y equilibrada. De este modo, intenta que tus platos estén compuestos por alimentos naturales como frutas y verduras en su mayoría. Alimentos como las espinacas, cebollas o manzanas, contienen quercitina y ayudan a combatir algunos síntomas de las alergias.

Superalimentos para nuestras defensas

Incluir germinados en la dieta es todo un acierto. Son ricos en vitaminas, enzimas y fibras, por lo que es un importante aporte de vitalidad. Puedes tomar una cucharada al día para beneficiarte de sus propiedades.

Los alimentos prebióticos, como bífidus y lactobacilus, son ideales para el sistema inmunológico y la actividad intestinal. Entre ellos se encuentra el kéfir, los yogures enriquecidos, la levadura o algunos complementos. El jengibre, la canela o los ajos, son excelentes superalimentos para mejorar alergias y catarros.

Alimentos con betacaroteno

Ayudan a reforzar las defensas y sirven para potenciar el bronceado de forma natural y mantenerlo saludable. Las zanahorias son el alimento estrella rico en betacaroteno. Otros son las papayas, pimientos, brócoli, boniato, mangos, melocotón, …

Alimentos ricos en vitamina C

Actúan como antihistamínico natural. La naranja, el limón, el tomate o el kiwi son algunos de ellos.

Ejercicio

Mantenerse vital y realizar actividad física a diario es primordial para el buen estado del sistema inmunológico. Aumenta las defensas y la energía. Puede ser un ejercicio de una intensidad moderada, como caminar, nadar o ir en bici.

Descanso

Respeta tus horas de sueño. Tu mente y cuerpo necesitan estar descansados para mantener la energía y la vitalidad. Algunos se sienten más cansados con el cambio de estación, por ello hay que dormir alrededor de 8 horas. No duermas de menos, ¡ni tampoco de más! Si duermes demasiado seguirás sintiéndote cansado. Descansa para poder pasar el día con mucha energía y fuerza.

Buena hidratación

Estar bien hidratado es muy importante para mantener el organismo en buenas condiciones. Por ello beber mucha agua es imprescindible durante todo el año. Lleva siempre tu botellita encima y bebe aunque no tengas sensación de sed, ya que ésta puede ser un primer síntoma de leve deshidratación.

Si quieres saber si te estás hidratando correctamente, puedes hacer clic aquí.