Llevar una dieta saludable, hacer ejercicio físico a diario y descansar correctamente, va mucho más allá de un fin estético. Y es que todos estos hábitos básicos son imprescindibles para gozar de una buena salud. Este verano, aunque te vayas de vacaciones, no olvides las buenas costumbres.

¿Por qué seguir activos en vacaciones?

En ocasiones, nos marchamos de vacaciones y todos los pilares sobre los que se sustenta nuestra salud, se descontrolan. Nos alimentamos regular, no activamos nuestro cuerpo y disminuyen las horas de descanso. Quizá te haya ocurrido que, tras unos días de viaje, tengas necesidad de volver a casa para retomar tu rutina y poner orden.

Está muy bien que utilicemos las vacaciones para desconectar y volver a casa con más fuerza. Sin embargo, hay algunos hábitos que no tienen por qué cambiar, aunque estemos de viaje. Hoy en día existe una gran variedad de opciones para llevar una alimentación saludable estemos donde estemos. Tanto si nos hospedamos en un hotel, como si compramos nuestra propia comida o comemos en restaurantes, siempre hay alguna opción más conveniente que el resto. No va a ser igual que cuando organizamos en casa nuestra propia dieta, pero eso no quiere decir que no podamos cuidarnos.

En cuanto al ejercicio, cuela que no haya gimnasio, o que no puedas hacer las clases colectivas a las que estás acostumbrado. No obstante, siempre tendrás la opción de levantarte un poquito antes, o encontrar un ratito a lo largo del día, y dar un buen paseo que active tu cuerpo y lo ponga en forma. No se trata de no disfrutar de tus vacaciones, sino de no dejar que éstas te hagan retroceder en tus objetivos.

De hecho, si continuas con una buena alimentación, te mantienes activo, y descansas correctamente, sin preocuparte por otras cuestiones que te mantienen estresado o preocupado el resto del año, notarás un descanso real. Volverás a casa con una mayor sensación de bienestar y plenitud. Y, además, no tendrás esa sensación de empacho que muchas veces arrastramos después de unas vacaciones.

Conclusiones para seguir activos en vacaciones

  • Preocúpate de buscar las opciones más saludables en tu alimentación, independientemente de dónde estés
  • Sal cada día a correr o a dar un largo paseo ligero, que active tu cuerpo y te sirva de mantenimiento
  • Aprovecha para descansar y liberarte del estrés de tu día a día
  • Busca nuevas actividades que puedas realizar. Por ejemplo, si vas a un lugar de playa, prueba con algún deporte acuático
  • Diviértete mucho y desconecta. ¡Un estilo de vida saludable no te lo impide!