Ya te hemos hablado de los riesgos de pasar muchas horas sentado. Sin embargo, hay personas que, por su trabajo, no pueden evitar esta situación. No obstante, existen algunas medidas que se pueden tomar para que el cuerpo no esté demasiado tiempo en la misma posición. De esta manera se minimizan los riesgos y, seguro, proporciona una mayor sensación de actividad.

Si tu trabajo te obliga a permanecer una larga jornada sentado en una silla, deberías tomar algunas medidas, dentro de lo posible. Esta circunstancia tiene riesgos para la salud, si no ponemos remedio y actuamos con conciencia. La obesidad, diabetes o las enfermedades cardíacas, son algunas de las consecuencias que esta situación puede acarrear.

A continuación, te ofrecemos una serie de medidas para que te actives durante la jornada laboral y actúes en beneficio de tu salud. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Ideas para pasar menos tiempo sentado

Tus propias normas

Convéncete a ti mismo de que, cada vez que suene el teléfono, fijo o móvil, te pondrás de pie para cogerlo. Asimismo, debes estar en esa posición el tiempo que dure la conversación. Puedes aprovechar para estirarte un poco, andar y desentumecer las piernas, o llevar el cuello de lado a lado. A llamadas largas, más tiempo para permanecer fuera de la silla.

Escalón a escalón

Olvídate del ascensor por completo. Sube y baja por las escaleras y, si te cansas, atiende el estado de tu respiración. Llévala de forma profunda y rítmica y mejora tu resistencia al tiempo que favoreces el estado de tu salud.

Comunicación tradicional

Si trabajas en una empresa grande, piensa si sería posible comunicarte personalmente con los compañeros en lugar del teléfono o el correo electrónico. Si debes decirle algo a alguien, sustituye las tecnologías por el tú a tú. De esta manera, te obligas a movilizar el cuerpo. No te imaginas la cantidad de beneficios que puede tener disminuir el tiempo en la posición de sentados. Esto no quiere decir que te distraigas de tu tarea cada dos por tres; pero sí que tengas claro, que el moverte también forma parte de tu rutina diaria.

Fuera comodidades

Aleja el material que requieras de tu mesa de trabajo. Es decir, busca excusas para tener que levantarte. Sitúa la impresora un poco más lejos de tu mesa, de manera que tengas que ir cada vez que necesites un nuevo documento.

Otros consejos para permanecer menos tiempo sentado

Plantéate madrugar más y bajar una parada antes para aumentar el trayecto al trabajo o la vuelta a casa. Evita el sedentarismo después del trabajo. Aunque al llegar a casa lo que te apetezca sea estar en el sofá, créenos, descansarás más si dedicas una horita a hacer alguna actividad física. ¡Ni te imaginas cómo dormirás por la noche!