Caminar forma parte de uno de los hábitos más favorecedores para la salud. Y es que un estilo de vida activo, es imprescindible para estar sanos. El sedentarismo tiene graves consecuencias sobre nuestro cuerpo, por ello si te sientes identificado, es el momento de empezar a moverse.

Caminar, un estilo de vida activo

Los gimnasios y salas deportivas rebosan de actividades colectivas para que, aquellos que aún no han dado con su disciplina favorita, puedan probar entre diversas opciones. Asimismo, sirven de complemento para quienes entrenan de una forma más intensa. Sin embargo, hay personas que por falta de tiempo o de dinero, no pueden acudir a gimnasios y sienten frustración ante la incapacidad de moverse.

Tenemos que decirte que hay muchos hábitos saludables que puedes integrar en tu día a día, para adquirir una mayor actividad. Caminar, por ejemplo, es uno de los más sencillos y beneficiosos que podemos encontrar. Además, no hay excusa para no encontrar media horita al día para darte un paseo a buen ritmo.

De ahora en adelante, intenta encontrar esos momentos durante el día en los que puedes incluir un paseo dinámico. Por ejemplo, ve caminando al trabajo, o bájate un par de paradas antes. Vete antes a dormir, madruga un poquito más, y disfruta de caminar a primera hora de la mañana.

Beneficios de caminar durante media hora al día

Este hábito puede ofrecerte grandes beneficios, tanto en la salud física como mental. Y es que caminar, al menos, durante media hora al día, fortalece el corazón y previene el desarrollo de enfermedades cardíacas. Además, cuida el estado de tus articulaciones reduciendo el riesgo de sufrir algunas enfermedades como la osteoporosis. Lograrás tonificar la musculatura de una forma muy agradable y amena. Caminar a paso ligero mejora tu capacidad de resistencia y reduce la fatiga, por ejemplo, cuando subes escaleras.

Caminar es una de las mejores actividades para la salud y, en el caso de personas sedentarias, los resultados se notan muy rápidamente. Hacerlo al aire libre, permite que te nutras de los grandes beneficios de la exposición controlada al sol, como el incremento de los niveles de vitamina D. Esto es muy favorecedor para aumentar las defensas y reforzar el sistema inmunológico.

A nivel mental, caminar al aire libre te permite estar en contacto contigo mismo, observar el mundo que te rodea e integrarte más intensamente en el entorno y en la naturaleza. Notarás cómo mejora tu estado de ánimo y aumenta tu capacidad de relajación. Es probable que si tomas un cambio a una vida más activa, aumente tu vitalidad y mejores aspectos como la calidad de tu sueño.

Descubre los beneficios de caminar descalzo.