Con el cambio de estación, nuestro cuerpo queda más sensible a sufrir algún catarro. Las temperaturas empiezan a bajar, las noches refrescan y no siempre nos pillan preparados. Todavía siguen en marcha los aires acondicionados y podemos sufrir las consecuencias de este momento de cambio. Descubre cómo aliviar el dolor de garganta de forma natural.

Ya sea porque has hablado alto durante un largo rato y tu garganta se ha resentido, como si estás en medio de un resfriado leve, hay algunos recursos naturales que te pueden ayudar a combatir las molestias del dolor de garganta. Si éste fuera muy intenso o no se aliviase con los siguientes remedios caseros, es conveniente acudir a un especialista que pueda determinar tu caso y pautar un tratamiento.

Hay quienes son reacios a tratar sus dolencias desde el primer momento con medicamentos, por lo que recurren a opciones naturales que les puedan ayudar a reducir los síntomas de un leve resfriado o dolor de garganta. Descubre de qué manera mejorar tu situación y observa el poder de las opciones naturales, libres de efectos secundarios.

dolor de garganta

Remedios caseros para aliviar el dolor de garganta

Agua, miel y limón

Añade una cucharada de miel y jugo de limón a un vaso de agua tibia. Tómalo 3 veces al día y notarás cómo disminuye el dolor de garganta y cómo se suaviza. Este remedio es muy útil si, además, tienes tos, ya que ayuda a combatir la irritación y aliviar las molestias.

Gárgaras de agua salada

Realizar gárgaras con agua salada varias veces al día, ayuda a reducir la inflamación de la garganta, así como eliminar las bacterias presentes que puedan estar ocasionándote un problema. Para ello, mezcla media cucharadita de sal marina en un vaso de agua tibia y haz gárgaras. Es importante que no te la tragues. Intenta hacerlas con profundidad y desecha el agua.

Ajo

El ajo es un poderoso antibiótico natural. Dispone de una sustancia llamada alicina capaz de acabar con las bacterias y virus que te están ocasionando las molestias. Es excelente para curar las infecciones y, además, es expectorante y descongestionante. Por ello, te ayudará a eliminar el moco, si es que lo hay, y a aliviar la irritación que te podría estar provocando.

Infusión de jengibre

El jengibre actúa como un poderoso antiinflamatorio, capaz de aliviar los dolores de garganta que estás sufriendo. Toma 3 veces al día una infusión de esta raíz con propiedades medicinales. Para ello, vierte un trocito de jengibre en un cazo de agua y déjalo hervir durante 5 minutos. A continuación, tápalo y deja que repose unos minutos. Cuélalo y toma una taza de este eficaz remedio.

Té de eucalipto

El eucalipto es muy conocido popularmente por sus propiedades expectorantes. Por ello, se utiliza mucho para tratar el dolor de garganta y algunas afecciones respiratorias. Tiene un aroma muy peculiar capaz de despejar las fosas nasales y favorecer la respiración. Se puede tomar en infusión, o utilizar aceite esencial para inhalar su vapor.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es otra excelente opción que actúa como medicina natural para diferentes dolencias. En este caso, es muy eficaz para aliviar el dolor de garganta, debido a sus propiedades antibacterianas. Para recurrir a esta opción, mezcla una cucharadita de vinagre de manzana y otra de miel, en un vaso de agua tibia y tómalo antes de que se enfríe.

dolor de garganta

¿Qué otras cosas puedes hacer para eliminar el dolor de garganta?

  • El descanso cuando nos sentimos mal es muy importante. Tomarse la recuperación con calma y permitir que el cuerpo se sane progresivamente es fundamental. Por eso es importante asumir que debemos bajar el ritmo en la actividad y asegurarnos de que estamos favoreciendo nuestra curación con éxito.
  • Una alimentación adecuada es fundamental. Potencia los ingredientes naturales y deja a un lado productos procesados, grasas y azúcares. Más allá de unos días de virus, tu dieta debe ser siempre equilibrada y natural. De este modo favorecer el estado de tu salud y optimizas tu calidad de vida. No es necesario encontrarse mal para adoptar ciertas medidas.
  • Opta por caldos vegetales o de pollo que te ayuden a mantener una correcta hidratación y a suavizar la irritación de tu garganta. Es un remedio tradicional que no debes dejar de lado, ya que contribuye a una correcta recuperación y asentamiento del cuerpo en momentos de debilidad física.
  • Un vaso de leche con miel antes de dormir, también supone un excelente recurso cuanto ataca el dolor de garganta. Calma la irritación y suaviza la zona, permitiéndote tragar con una mayor comodidad.

Ahora ya conoces algunos recursos naturales a los que puedes echar mano cuando sientas dolor de garganta. Recuerda que debes tener paciencia y permitir que tu cuerpo lleve el proceso desde el descanso y la calma. Continuar activos y con la energía a tope, como si nada pasara, podría ser contraproducente.