El ajo es uno de los alimentos más utilizados como remedio medicinal desde hace años atrás. Además, es un excelente condimento en la cocina.

En este articulo vamos a nombrar los principales beneficios que puede aportarnos el consumo de ajo, así como algunas precauciones que tendremos que tener en cuenta a la hora de consumirlo.

Ajo

El Allium Sativum, comúnmente conocido como Ajo. El ajo suele estar asociado a las partes en que se divide el bulbo (conocidos como “dientes”) de la planta del ajo.

Esta planta, junto a la cebolla, cebollino, cebolleta y puerro pertenecen a la familia de las liliáceas.

Entre la composición de este alimento podemos encontrar la siguiente distribución:

  • Agua: 65%.
  • Carbohidrato: 28%.
  • Proteína: 2%.
  • Compuestos organosulfurados: 2,3%.
  • Fibra: 1,5%.

A parte, en su composición podemos encontrar vitaminas como la B6 y C o minerales como manganeso, selenio, fósforo, cobre, calcio, hierro y potasio.

Propiedades beneficiosas

Salud cardiovascular

El ajo es ampliamente usado para la prevención y tratamiento de enfermedades cardiovasculares.

La alicina contenida en el ajo permite incrementar el flujo sanguíneo, relajar los vasos sanguíneos y estimular una correcta salud cardiaca. Además, el ajo posee propiedades anticoagulantes.

Antibiótico natural

El ajo es considerado un antibiótico natural. Este alimento puede ayudarnos a combatir infecciones, cicatrizar heridas y favorecer el sistema inmunológico.

Antiinflamatorio

Por otra parte, el ajo es un potente antiinflamatorio natural el cual nos ayudara con posibles inflamaciones debido a infecciones o heridas.

Beneficioso para nuestra piel

El ajo contiene un principio activo llamado alicina. Este principio activo tiene propiedades antibacterianas, antifúngicas y antisépticas, por lo que hace de este un gran aliado para combatir el acné. Además, por su contenido en antioxidantes, nos permitirán mantener un correcto estado de la piel.

Si quieres mantener una correcto estado de la piel, te aconsejo leer este artículo donde se explica cómo elaborar una mascarilla natural.

Mejora la digestión

El consumo de ajo provocara una mejor digestión debido a sus propiedades para estimular los ácidos gástricos con el fin de que los alimentos se absorban y digieran de forma correcta.

Precauciones

Aunque el consumo de ajo es totalmente seguro, en ciertos casos debemos de tener precauciones.

En personas que experimenten malestar estomacal al consumirlo o en personas que se encuentren bajo tratamientos médicos, será aconsejable acudir a un profesional para consultar estas situaciones.

Por otra parte, se desaconseja su consumo con el estómago vacío por posibles problemas gastrointestinales.