¿Es peligroso ir al gimnasio sin dormir?

¿Es peligroso ir al gimnasio sin dormir?

Sofía Pacheco

Cuando hablamos de hacer deporte, siempre se le da importancia a la alimentación para conseguir los objetivos físicos que nos hemos marcado, ya sea aumentar músculo o perder barriga, por ejemplo. Pero en una vida saludable hay muchos más factores aparte de entrenar en el gimnasio y tener una alimentación saludable.

Antes de ir al gimnasio, no importa si vamos diariamente o 3 veces a la semana, siempre coinciden algunas rutinas como la alimentación, la higiene, preparar la ropa, la botella de agua y demás. Cuando lo tenemos todo listo, en lo último en lo que pensamos es en si estamos preparados para afrontar un entreno.

Hay quienes van forzados al gimnasio y otros porque les gusta de verdad, tanto en un caso como en otro, descansar bien es primordial para nuestra salud. Si decidimos ir al gimnasio sin dormir eso tiene una serie de consecuencias nada positivas para nuestro cuerpo y nuestra mente.

Descansar bien es tan importante como alimentarse adecuadamente. También es cierto que el descanso es algo personal, ya que hay quienes duermen 5 horas y rinden perfectamente y los hay que necesitan 8 o 9. Según la OMS un adulto medio debe dormir entre 6 y 8 horas al día, aunque lo más importante es que sea un sueño reparador y profundo.

Tras una noche de insomnio, ¿voy al gimnasio?

Debemos aclarar que cada situación es estrictamente personal. Si tenemos una rutina marcada y no queremos desajustes ni perder un día, podemos ir sin problemas. Eso sí, no recomendamos entrenar duro, por muchas proteínas que comamos.

Tampoco recomendamos dormir una siesta corta (15-30 minutos) antes de ir porque eso empeorará nuestro estado ni tampoco tomar bebidas energéticas (tampoco varios cafés seguidos), ya que alteraran nuestro estado de forma negativa.

Un hombre entrenando en el gimasio después de una noche sin dormir

En caso de no estar muy activos, quedarnos en casa sin hacer nada empeorará nuestro estado anímico y nos sentiremos más irritados. Nosotros recomendamos realizar una rutina liviana, como una pequeña carrera, hacer elíptica, pilates, hacer la tabla que nos corresponde, pero con la mitad de peso, no probar ejercicios nuevos, etc.

Algo muy contraproducente es entrenar la mitad hoy y mañana hacer el doble. Tan malo es hoy con el cuerpo cansado como el sobreesfuerzo de mañana. Ambas situaciones desembocan en lesiones y dolores innecesarios.

Dormir bien para entrenar mejor

Un buen descanso es primordial en nuestro día a día, y ya no solo el descanso general, sino lograr llegar a la fase REM y sentirnos descansados al día siguiente, llenos de energía y vitalidad.

Detrás de un mal descanso puede haber todo tipo de problemas, desde ruido ambiental, un mal colchón, dolores musculares, estrés, acúfenos, miedos, ansiedad, una mala almohada, mucho calor o mucho frío, problemas personales sin resolver, una mala alimentación o no dejar 2 horas entre que terminamos de comer y nos acostamos, dormirnos con hambre, etc.

Si vemos que las noches sin dormir se alargan a lo largo de las semanas, lo mejor es acudir a un especialista. Una interrupción del sueño puede dar lugar a graves problemas de salud como presión arterial alta, enfermedades coronarias, enfermedades en el riñón, obesidad, diabetes, infarto cerebral, etc.

¡Sé el primero en comentar!