Ducharse después de comer podría tener fatales secuelas

Ducharse después de comer podría tener fatales secuelas

Carol Álvarez

Cenar, ducharse y dormir puede parecer la rutina nocturna ideal, pero puede que no sea la mejor para el sistema digestivo. Muchas personas aseguran que ducharse después de comer puede tener consecuencias fatales en la digestión. ¿Es esto cierto?

Quizá lo hayamos experimentado en nuestras carnes, pero una ducha caliente después de comer podría provocar problemas como calambres o indigestión. Todo tiene que ver con la temperatura del agua y cómo afecta el flujo sanguíneo en el cuerpo.

Corte de digestión

Cuando comemos, la temperatura del cuerpo aumenta ligeramente a medida que la sangre se mueve hacia los órganos digestivos. Esto ayuda al cuerpo a digerir los alimentos correctamente, brindándonos comodidad y tranquilidad. Pero si nos damos un baño o una ducha tibios inmediatamente después de una comida, el agua caliente eleva aún más la temperatura del cuerpo y desvía la sangre de los órganos digestivos.

En cambio, esa sangre tan importante va hacia la piel. Tomar una ducha tibia después de comer teóricamente desviaría la sangre del estómago, comprometiendo así el proceso digestivo y posiblemente causando síntomas como calambres cuando el estómago no recibe el flujo de sangre que necesita. Si acabamos de terminar una comida pesada, esto también puede provocar indigestión.

Lo mejor es ceñirse a porciones más pequeñas y permanecer erguido después de comer para prevenir la indigestión de manera natural.

es malo ducharse despues de comer

¿Es mejor ducharse con agua fría?

El agua caliente puede alterar tu digestión. Pero, ¿es malo darse una ducha fría después de comer? Las duchas frías, por el contrario, reducirían la temperatura corporal y no desviarían la sangre de los órganos digestivos. Las duchas frías en realidad pueden reactivar el metabolismo e incluso pueden ayudar a quemar más grasa de la comida que acabamos de comer.

Sin embargo, se aconseja tomar una ducha a temperatura ambiente si debemos bañarnos después de comer. Una ducha fría impacta el sistema y estrecha las venas que van a la piel, mientras que una ducha caliente abre las venas que van a la piel. Una temperatura neutral tendría menos efecto en el desvío del flujo sanguíneo.

Dicho esto, sería mejor permitir que el cuerpo realice los primeros pasos de la digestión antes de ducharse, independientemente de la temperatura; se recomienda esperar al menos de 20 a 30 minutos antes de ir a la ducha. No obstante, lo ideal es que nos duchemos antes de comer. Pero si necesitamos ducharnos después de comer, entonces esperaremos alrededor de una hora para que el estómago obtenga todo el flujo de sangre adicional que necesita para la digestión.

¡Sé el primero en comentar!