¿Hay que darle la vuelta al colchón cada cierto tiempo?

¿Hay que darle la vuelta al colchón cada cierto tiempo?

Carol Álvarez

Darle la vuelta o rotar el colchón es una de las tareas pendientes que nunca se hacen. Sin embargo, parece ser bastante importante para evitar problemas de salud a largo plazo.

No hay una recomendación única para todos. De vez en cuando, girar o darle la vuelta al colchón puede ayudar a que dure más y permitirnos dormir más cómodamente. Pero no todos los colchones están diseñados para voltearse y, en algunos casos, hacerlo podría terminar causando más daño que bien.

El colchón dura más

En algunos casos, voltear o girar el colchón puede hacer que dure más. Permite que el desgaste se distribuya de manera más uniforme, lo que prolonga la vida útil del colchón. La mayoría de nosotros tendemos a dormir en el mismo lugar de la cama, en la misma posición todas las noches. Con el tiempo, esto puede causar que ciertas áreas del colchón se desgasten antes que otras.

Voltearlo también podría ayudarnos a dormir mejor. Un colchón flácido y desgastado no dará tanto apoyo y causará molestias durante la noche o cuando nos despertemos por la mañana. Repartir el desgaste significa que ofrecerá más apoyo durante más tiempo, lo que nos hará menos propenso a sufrir puntos de presión o dolor que interrumpen la siesta.

La mayoría de los fabricantes que recomiendan voltear o rotar un colchón dicen que debe hacerlo cada 3 a 6 meses. Pero no hay pruebas sólidas que respalden esto, así que podemos tomarlo como una sugerencia en vez de una regla estricta. Pero si notamos hundimientos en el colchón, es posible que queramos rotarlo para quitar la carga de esas áreas de alta presión.

darle la vuelta al colchon beneficios

No todos se pueden girar

Voltear o rotar el colchón puede ser una buena idea, pero solo si el colchón fue diseñado para ello. Muchos colchones no son uniformes en todo el conjunto, por lo que pueden tener una cabeza y un pie definidos. Esos no se deben rotar.

La mayoría de los colchones más nuevos tampoco están destinados a darse la vuelta, ya que muchos están construidos con diferentes capas de soporte en la parte superior e inferior. Por ejemplo, las capas inferiores suelen ser más de apoyo, mientras que la parte superior tiende a contener materiales que son más cómodos. Están diseñados para que durmamos de un solo lado, por lo que darles la vuelta puede cambiar por completo la comodidad y el soporte.

Si no estamos seguro de si debe voltearse o girarse, miraremos la etiqueta del colchón o las instrucciones del fabricante para ver qué se recomienda.

Por ejemplo, es más probable que el colchón de espuma viscoelástica se pueda voltear que los colchones de resortes internos, ya que muchos de resortes tienen una capa superior. Pero si uno de resortes no tiene una capa superior de almohada, probablemente se pueda voltear.

¡Sé el primero en comentar!