¿Por qué los perros rascan la cama antes de dormir?

Quienes tenemos perros, o hemos tenido, sabemos a lo que nos referimos cuando hacemos esta pregunta, y es que la «manía» o costumbre que tienen los perros de dar vueltas y rascar la cama antes de acostarse es un misterio que parece que nadie ha sido capaz de resolver. Pero no es cierto, ya que existen multitud de estudios y se ha llegado a una conclusión, bueno, realmente son varias conclusiones.

En películas, protectoras, en casa de un amigo, en el veterinario y en el mismísimo salón de nuestra casa hemos visto como el perro da vueltas y empieza a rascar la cama para finalmente acostarse y dormir libre de preocupaciones.

Esta actitud y comportamiento tiene varios significados, y de verdad, solo uno es malo, el resto son todos normales y positivos. A partir de ahora cuando veamos que nuestro perro actúa así, ya sabemos qué significa y, lo que es más importante, qué necesita porque nos lo está diciendo claramente.

El estrés y la ansiedad es uno de los motivos

Todos sabemos que los perros, a diferencia de los gatos, tienen muchísima energía y para su correcto desarrollo físico y mental, necesitan desfogar diariamente y si es varias veces al día mejor, eso ya en función de las necesidades de cada animal.

Es por esto que cuando están cansados y a gusto, no suelen rascar la cama, sino que igual dan un par de vuelta y se tumban o se tumban del tirón. Sin embargo, cuando no han descargado la energía suficiente, suelen rascar con bastante frecuencia, aunque sea en pleno suelo, en un cajón, su cama, una camiseta, etc.

Ahí nos están diciendo que necesitan más paseos o los que hacen que sean de mayor duración y mayor intensidad. También puede ser falta de juegos, pero en definitiva va en relación al exceso de energía.

Un perro tumbado después de rascar la cama para dormir

Otro motivo muy común es por un problema con las uñas de sus pezuñas, o bien porque las tiene muy largas o bien porque tienen algún tipo de picor o de daño. Es conveniente revisar las pezuñas de nuestro perro después cada paseo.

También está el motivo del marcaje. Es decir, si está en una cama nueva, es normal que decida arañar la cama, o si está en una casa nueva. Al arañar la superficie dejan su olor, y ese gesto de arañar suele ir seguido de unos cuantos refregones. La intención es dejar su olor para marcar el territorio y decir «esta cama es nía».

Rascar la cama para conseguir más confort

Este suele ser el motivo principal, y bastará con ver su cara y su postura, además, tras acomodarse suelen soltar un suspiro profundo. Lo que han hecho ha sido quedarse a gusto tras la «reorganización» de su espacio de descanso.

Al igual que nosotros acomodamos nuestra almohada antes de dormir, ellos acomodan su cama, manta, alfombra, o donde sea que se vayan a tumbar, aunque que sea para dormir con nosotros. Eso les produce una sensación de confort que les ayuda a conciliar el sueño y a dormir más plácidamente.

Otro motivo por el que los perros deciden rascar la cama antes de dormirse suele ser para regular la temperatura. Recordemos que los perros no son solo animales, y mucho menos son tontos, sino que tiene suficiente capacidad y conciencia para buscar siempre lo mejor.

Es por esto por lo que a veces decidirán rascar el espacio donde van a dormir para regular la temperatura, ya sea para eliminar el exceso de calor o el frío.

¡Sé el primero en comentar!