Venus Williams se volvió vegana por este sorprendente motivo

Cuando se habla de la superestrella del tenis Venus Williams, es difícil usar adjetivos comunes. Es una de las mejores tenistas de todos los tiempos, habiendo ganado siete títulos de Grand Slam individuales, dieciséis títulos de Grand Slam de dobles y cuatro medallas de oro olímpicas.

La tenista es una defensora abierta de la salud mental y el bienestar físico, y ha invertido en empresas que promueven el masaje terapéutico, el cuidado natural de la piel, el acceso a servicios de salud mental y la construcción de marca para bienes de consumo sostenibles. Además, se ha volcado notoriamente en la salud mental de los deportistas profesionales para demostrar su apoyo y defenderlos de las críticas sociales.

También es una de las deportistas más determinantes para lograr la igualdad de remuneración para las tenistas (entre otros innumerables logros profesionales y personales). Pero, sin duda, la última inquietud de Venus Williams ha sido el bienestar y el tipo de alimentación. Es por eso que sorprende que su rendimiento deportivo pueda basarse en una dieta vegana y sin productos que contengan gluten. ¿Pero por qué decidió tener este tipo de alimentación?

venus williams vegana

Síndrome de Sjogren, el problema de Venus Williams

La tenista Venus Williams no está ajena a las complejidades que tiene lograr un bienestar óptimo. En 2011, le diagnosticaron el síndrome de Sjogren, un trastorno autoinmune poco conocido que causa sequedad crónica y dolorosa de los ojos y la boca. Esta enfermedad la dejó demasiado enferma en 2011 como para practicar deportes profesionales, por lo que tuvo que ausentarse durante cuatro años.

Venus comenta que «simplemente despertar era tan incómodo, por lo que Serena recomendó una clínica nutricional y toda mi familia se volvió vegana. Me sentí muy apoyada por ellos”, dijo la tenista durante una rueda de prensa. Aunque Williams lleva más de veinte años con un estilo de vida basado en plantas, es la primera en admitir que a día de hoy no siempre es fácil.

Admite que es un poco una tacaña y hace algunas trampas, pero asegura hacerlo lo mejor que puede y sigue intentándolo. Si se alimenta mejor, se siente mejor, y ella misma lo ha comprobado.

Para aquellos que estén considerando una dieta vegana a base de plantas, Venus Williams tiene algunos consejos. Por ejemplo, recomienda empezar con una comida vegana y trabajar hasta llegar al 80/20: 80 por ciento a base de plantas, 20 por ciento de todo lo demás. Según ella, el lado positivo es que aún no ha conocido a una patata frita que no sea vegana.

Además de ser llevar una alimentación de origen vegetal, también trata de no consumir gluten. La hinchazón es algo que no puede soportar, especialmente con una falda de tenis. Pero hay lugares a los que viaja donde no puede comer sin gluten, así que cuando llega a casa o al lugar donde puede estar más estable, deja de comer gluten de nuevo. Asegura que no todos los días son su mejor día, pero la mayoría de los días lo son, así que se felicita por eso.

¡Sé el primero en comentar!