¿Los jugadores de bádminton deben ser altos o bajos?

En algunos deportes, la altura es un factor importante para tener cierta ventaja o jugar en una posición concreta. En bádminton hay un rumor de que el físico adecuado es ser alto y delgado, ¿pero es real?

No obstante, hay jugadores que son más altos o bajos que la media y juegan de manera excelente. Esto se debe a que existen algunas ventajas en todas las alturas. Lo más importante es reconocer esos puntos a favor para aprovechar las fortalezas. Carolina Marín mide 1’72 metros, siendo una altura superior a la media.

Ser alto favorece a una mejor cobertura

Tener más altura que el oponente puede favorecer en el impacto psicológico. El contrincante puede ponerse más nervioso y hacerse más susceptible a errores. Imaginemos tener enfrente a un jugador más alto y con mayor visión de la cancha.

Además, los jugadores de bádminton altos tienen la capacidad de generar ángulos más pronunciados. Es decir, es más habitual verlos saltar en el aire y crear ataques más difíciles de defender. Además, pueden darle al volante mucho más por encima, reduciendo el tiempo que tiene el contrincante para verlo llegar.

También, los jugadores más altos pueden cubrir mejor la cancha de bádminton, ya que tendrán que dar menos pasos y gastarán menos energía. Esto se define también como un mejor alcance. Los jugadores más bajos necesitarán correr más para recuperar el volante.

No obstante, no todo es positivo. Hasta hace poco, en bádminton el saque era más ventajoso en los jugadores altos, ya que podían sacar a la misma altura que la red. Pero una nueva regla ha hecho que esa ventaja disminuya ligeramente. Ahora, los jugadores tienen que sacar a una distancia de 1’5 metros de la red para evitar que el volante viaje por encima de la red y haya alguna probabilidad de que caiga antes de que la cruce. Esto hace que sea más difícil atacar en dobles.

jugador de bádminton alto

Los jugadores bajos tienen mejor defensa

No todo iba a ser negativo para los jugadores de bádminton más bajos. Aunque no todos tienen una mejor defensa por tener menos altura, normalmente lo consiguen porque tienen más facilidad para ponerse en sentadilla o darle al volante por encima de su cabeza. Además, el centro de gravedad está más bajo. Esto hace que sea más fácil moverse con mayor velocidad y ayuda a mantener el equilibrio al realizar los tiros.

Cuando se trata de dobles, es posible que sea más beneficioso ser un poco más bajo en la red. La raqueta se asienta en la altura adecuada para interceptar los golpes más rápidos y el cuerpo está protegido por la red. En cambio, los jugadores altos tienen que agacharse más para ser efectivos en esta posición.

Un último punto a favor de los jugadores de bádminton con menor estatura es que pueden recuperarse mejor. Esto se debe a que el centro de gravedad está más bajo. Si a los jugadores altos se les hacen movimientos rápidos de giro, es posible que no puedan reaccionar tan rápido a esos disparos.

¡Sé el primero en comentar!