Las lesiones en el gimnasio son muy comunes. Aunque si realizas los ejercicios con una técnica correcta y sigues un plan de entrenamiento adecuado no deberías de sufrir ningún tipo de lesión, lo cierto es que, en multitud de ocasiones, debido a sobrecargas, exceso de trabajo y otros factores influyentes se suelen sufrir ciertas lesiones más o menos graves.

En este articulo vamos a nombrar las lesiones más comunes en el gimnasio, para que puedas conocerlas y prevenir su aparición.

Hombro

El hombro es una de las zonas mas afectadas en el gimnasio. Esta zona recibe un gran impacto mediante ejercicios del resto de grupos musculares (trabaja de manera indirecta en el resto de los ejercicios). Además, una incorrecta movilidad del hombro originara ciertas lesiones en este.

A esto se puede sumar una posible patología de cifosis o una mala distribución de ejercicios en nuestro plan de entrenamiento.

Para evitar lesiones en esta zona es importante mantener una correcta movilidad de hombro, distribuir correctamente los ejercicios que trabajen los rotadores internos y externos, y adoptar posturas correctas durante la ejecución de los ejercicios.

Rodilla

La rodilla es otra de las zonas mas afectadas en el gimnasio.

Durante la realización de rutinas de la parte inferior del cuerpo, se suelen cometer multitud de errores que pueden desencadenar en lesiones en la rodilla. Entre ellos, vemos que la mayoría de los usuarios suelen realizar mas ejercicios de cadena anterior (cuádriceps) que de cadena posterior (isquiotibiales, glúteo, gemelo), provocando así malas posturas.

Por otra parte, tenemos los típicos errores a la hora de realizar ejercicios como la sentadilla. En este tipo de ejercicios, una incorrecta activación del glúteo puede provocar un valgo de rodilla durante la ejecución del ejercicio, lo que provocara determinadas lesiones.

Para prevenir estas lesiones ejercita tanto la parte anterior como la posterior. Además, cuida la técnica en los ejercicios. Finalmente, calienta bien y realiza una progresión correcta en cuanto a carga.

Espalda

Al igual que comentábamos anteriormente con el hombro, la espalda es uno de los grupos musculares que trabaja indirectamente en la mayoría de los ejercicios. Además, en determinados ejercicios se suele cometer el error de realizar una curvatura lumbar.

Todos estos factores, junto a una sobrecarga de la espalda, suelen generar lesiones en la espalda.

Muñeca

Otra de las principales lesiones que se suelen tener en el gimnasio son las tendinitis en las muñecas.

Una tendinitis es una inflamación de los tendones. Los tendones son estructuras que unen el musculo y el hueso, permitiendo que una contracción muscular produzca un movimiento en la articulación. Estas lesiones suelen ir asociadas a sobrecargas de la articulación, en este caso la muñeca. Hay que tener en cuenta que la zona del antebrazo (cubital anterior y posterior) son muy usados en multitud de ejercicios del gimnasio para mantener un correcto agarre a la barra o mancuerna.

Para evitar estas lesiones se aconseja realizar correctamente los ejercicios, ya que al realizar ejercicios con barra se puede realizar una flexión o extensión de la muñeca, originando una incorrecta distribución de la carga por el antebrazo. A su vez, se aconseja calentar de forma correcta.

Cuello

Por otra parte, tenemos las lesiones en torno al cuello. En esta zona es muy común sufrir contracturas o lesiones mas graves. Esto puede ser debido a posturas incorrectas o ejercer fuerza con esta parte del cuerpo en determinados ejercicios.

Es importante mantener el cuello alineado con la columna durante la ejecución de los ejercicios para evitar lesiones. A su vez, es importante no ejercer fuerza con el cuello en los ejercicios.

Codo

Por último, otra de las principales lesiones que suele haber entre usuarios de gimnasio, y mas en general deportistas (jugadores de baloncesto, tenis, golf), son las tendinitis en el codo. Al igual que ocurre con el caso de la muñeca, se producen por usos excesivos de esta articulación, produciendo una inflamación de los tejidos de esta zona.

En concreto en el gimnasio, se suele abusar de ejercicios que implican una flexión y extensión del codo como ejercicios de tríceps o de bíceps. Además, este tipo de ejercicios se suelen realizar con malas posturas y con cargas excesivas.