Como ocurre con otras disciplinas, existe un tipo específico de ropa para tus clases de pilates. Es cierto que las prendas deportivas pueden utilizarse para diferentes actividades. No obstante, tener presente algunos conceptos, te ayudará a saber qué debes ponerte.

Existen una serie de prendas deportivas que sirven para realizar cualquier tipo de actividad, incluida pilates. No obstante, hoy te damos algunas razones por las que llevar determinado tipo de ropa, te resultará más efectivo.

¿Qué ropa llevar en tus sesiones de pilates?

La comodidad es la característica básica que debe primar en tu ropa para cualquier tipo de disciplina. Que la ropa sea cómoda y te permita moverte con naturalidad y mediante un rango amplio, es fundamental. No obstante, a pesar de existir unas prendas estándar, hay algunas que son más apropiadas para determinadas actividades. De este modo, la ropa holgada es aconsejable en ciertas clases colectivas, mientras que se desaconseja totalmente en otras.

Ropa

En el caso del pilates, es siempre preferible la ropa ajustada. No solo resulta más cómodo para ti, sino que, además, tu instructor/a lo agradecerá. El método pilates está orientado a mejorar la higiene postural. Por ello, durante la realización de los ejercicios, tu instructor/a estará pendiente de la posición de tu cuerpo para poder corregir cuanto sea necesario.

Si vistes ropa ancha, será muy complicado percibir tu postura corporal, así como las curvaturas de tu cuerpo durante la práctica, y el resultado podría ser menos efectivo. No es necesario llevar prendas excesivamente ceñidas, pero si lo suficiente como para que puedas realizar la práctica con la técnica correcta sin interferencias, y para que tu instructor/a pueda observar tus avances.

Calzado

El calzado, también es muy importante. Si continuamente estás resbalando, estarás más pendiente de ello que del ejercicio en sí. De esta forma, no solo dejarás de sacarle provecho a tu sesión, sino que podrías sufrir sobrecargas musculares. La práctica de pilates se puede realizar tanto descalzos como con calcetines. Si tu preferencia es hacerla con calcetines, es preferible que los elijas antideslizantes. Los hay especialmente diseñados para la práctica de pilates, no obstante, unos con los que sientas que no te resbalas, serán suficientes. Por otro lado, si notas una mayor comodidad sin calcetines, hazlo así. Como ocurre con el yoga, las sensaciones se incrementan con los pies descalzos y puedes sentir un mayor arraigo con la tierra.

Pelo

Si tienes el pelo largo, es preferible que lo recojas en un moño, trenza o coleta, con el fin de que no te estorbe. Piensa que en pilates hay ejercicios invertidos y es más cómodo retirar los mechones de la cara, por tu comodidad.