El Yoga es una actividad mente cuerpo que trabaja de una forma muy profunda para lograr el equilibrio interno. Muchas personas piensan en iniciarse, pero no se deciden por cuándo hacerlo. Si estás dudando, porque no sabes cómo se te dará tu primer día, te contamos cómo deberías ir vestido a tu primera sesión.

Debes saber que la ropa deportiva, más allá de englobarse en un mismo grupo, presenta diferentes características en función de la prenda. Por ello, no todo vale para todo. Del mismo modo que se recomienda un tipo de tejido y diseño para hacer running, o bailar, existen requisitos específicos para tu práctica de yoga. Ten en cuenta que no es necesario realizar una gran inversión en tu ropa de yogui. No obstante, tener unas nociones básicas de cómo debería ser el outfit ideal, no está de más. Si no quieres gastar dinero en este momento, seguro que encuentras en tu armario prendas que te puedan servir. Ten claro que para realizar tu práctica de forma efectiva, solo resultan imprescindibles dos cosas: tu cuerpo y tu mente.

¿Qué ponerte en tu primera clase de yoga?

Lo más importante, por encima de cualquier cosa, es la comodidad. El objetivo de la práctica de yoga, y la posterior meditación, es que logres desconectar de lo externo para poder reconectar con tu interior. Calmar la mente, y concentrarte en tu respiración, será más fácil si la vas cómodo y no tienes que preocuparte por ningún detalle de tu ropa.

  • Si vas en tirantes, evitarás que las mangas limiten el movimiento de tus brazos y te sentirás más libre. Recuerda que estos intervienen en la mayoría de asanas y debes permanecer con la máxima concentración.
  • Los calcetines adherentes, con o sin dedos, pueden resultar útiles para algunas personas, sin embargo no son necesarios. De hecho, realizar la práctica descalzo puede ayudarte a sentirte más arraigado a la tierra y percibir las sensaciones con más sensibilidad.
  • Para principiantes, la ropa ajustada resulta más cómoda ya que permite una mayor libertad en el movimiento. De este modo, unas mallas y una camiseta ceñida, evitarán que se mueva o retuerza la prenda, así como que se suba la camiseta y estés pendiente de todo menos de la práctica.
  • Si eres mujer, utiliza un sujetador deportivo de alta sujeción, que te permita realizar cualquier postura, incluidas las invertidas, sin contratiempos ni incomodidades.
  • El cabello recogido, siempre es una mejor opción para permitir un movimiento libre, orgánico y natural, al menos para empezar.