Más de uno sueña con empuñar un arma, aunque sea la de agua en la piscina. Nosotros hemos encontrado otro tipo de pistola, que además puede favorecer a la recuperación muscular y a la prevención de lesiones. Es posible que hayas visto diferentes versiones de Theragun en deportistas de élite, y la buena noticia es que también podrías sacarle un buen rendimiento aunque tan solo seas amante del gimnasio.

Este masajeador de percusión está diseñado para golpear tus músculos con una sensación de felicidad sin dolor. Aunque pueda imponer en cuanto lo enciendes, sentirás una profunda relajación cuando la superficie golpee repetidamente tus músculos. Nosotros lo hemos probado, y tenemos el análisis perfecto para ayudarte a decidir si es para ti.

El Theragun Pro es uno de los más potente de la gama. Tiene un brazo móvil, muy práctico, y con una variedad más amplia de cabezales intercambiables. Además cuenta con una pantalla OLED, dos baterías intercambiables para un tiempo de funcionamiento continuo, cinco horas de duración de la batería, carga inalámbrica y una garantía de dos años. Sin duda, es la herramienta de recuperación de nivel profesional más avanzada de Therabody que se utiliza tanto por deportistas y gente común en todo el mundo.

Las sensaciones son bastante efectivas y en ningún momento hemos notado un riesgo en la salud. Theragun también hay beneficios demostrables a corto plazo cuando se trata de mejorar la rigidez e incomodidad.

Theragun: la pistola masajeadora para la recuperación muscular

En 2007, el Dr. Jason Wersland, fundador de Therabody, tuvo un fatal accidente de moto que lo dejó con un persistente dolor muscular y nervioso. Intentó varios tipos de recuperación, como la terapia de vibración, y al ver que no funcionaba, quiso buscar un dispositivo portátil que le proporcionara el alivio muscular que necesitaba. Jason solo buscaba una solución natural efectiva, pero que al no ser capaz de encontrarla decidió crearla. Theragun fue creada en 2008, aunque no se lanzó oficialmente hasta 2016.

Los dispositivos de terapia percusiva Theragun ofrecen sus característicos 16 mm de amplitud, velocidad de 2400 percusiones por minuto y una potencia que proporciona el tratamiento de los músculos profundos. Cada dispositivo funciona ahora con el mismo nivel de sonido silencioso de los dispositivos de terapia de vibración menos potentes, siendo similar al sonido de un cepillo de diente eléctrico (aunque más grande).

Esta cuarta generación la forman los dispositivos: Theragun PRO (599€), Elite (399€) y Prime (299€), que pueden conectarse vía Bluetooth a la Therabody app para ofrecer una experiencia personalizada al usuario. Además de estos tres dispositivos, Therabody ha desarrollado Theragun Mini (199€), siendo dispositivo más compacto y portátil hasta la fecha, ideal para llevar en la mochila del gimnasio.
Además, otro de sus últimos lanzamientos ha sido el Duo Adapter, que consiste en permitirte usar dos accesorios en un dispositivo Theragun para conseguir el alivio en la mitad de tiempo.

theragun mini con duo adapter

Diseño y características principales

Si por algo destaca este accesorio es por su mango triangular y su empuñadura similar a una pistola. Su forma ergonómica te aporta múltiples formas de sostenerlo y no te encasilla a usarlo de una manera en concreto. Puedes agarrarlo por la base, de manera estándar o a la inversa para automasajearte.
El agarre te permite llegar a partes difíciles de alcanzar y puedes experimentar fácilmente con diferentes direcciones y distintas maneras de aplicar presión. El Theragun Pro aplica hasta 27 kilos de fuerza en el más alto de sus 2 ajustes de potencia. El inferior es para áreas y usuarios más sensibles. Puedo decir que usé la potencia más ligera al principio, y en zonas más «delicadas» como la planta de los pies.

Para los que realmente quieren aprender a usar Theragun (para eso vas a invertir en un accesorio de recuperación), en vez de aplicarlo según intuyes, la marca dispone de videos tutoriales. Personalmente, siendo rebelde y yendo en contra de las indicaciones, en la mayoría de las ocasiones he preferido hacerlo de manera libre. Eso sí, ni se te ocurra utilizarlo en zonas sensibles, como la cara, la garganta o partes íntimas.

Adentrándonos un poco más en las características del masajeador, llama la atención su autonomía. El paquete trae 2 baterías de iones de litio recargables de 150 minutos cada una (2 horas y media), y se cargan en tan solo unas horas. Puede que no te parezca mucho tiempo, pero lo ventajoso de Theragun Pro es que no necesitas usarlo durante períodos prolongados de masaje. Con apenas 15 segundos por grupo muscular son suficientes para calentar los músculos antes de los entrenamientos o para la recuperación muscular.

hombre usando theragun pro en tobillo

En mi caso, usé la pistola masajeadora para la recuperación muscular después del entrenamiento y días posteriores. Busqué eliminar rigidez en ciertos músculos y facilitar a la descongestión después de un entrenamiento pesado. Ha sido mano de santo cuando llegaba con las piernas sobrecargadas y usaba Theragun Pro en mis cuádriceps y gemelos.

El Pro viene con 6 cabezas: la bola estándar, pero también una para áreas más pequeñas, una cuña, una cabeza en forma de cono, otra supersoft y una «amortiguador», indicado para los huesos. Descubrí que la cabeza de bola que trae inicialmente está perfecta para todo, pero intercambiar cabezas tampoco es un trabajo demasiado arduo si quieres hacerte diferentes tratamientos.

¿Cómo funciona Theragun Pro? Beneficios de su uso

Comentábamos anteriormente que está indicado para la preparación y la recuperación muscular, aunque aporta otras ventajas. Otros de los beneficios que encontramos son  el aumento del flujo sanguíneo, disminución del ácido láctico, mejora del rango de movimiento, hidratación del tejido muscular, prevención de adherencias, calentamiento más rápido, recuperación más rápida, mayor flexibilidad y disminución de la tensión muscular entre otros.

El masajeador golpea la superficie de tu cuerpo (concretamente los músculos) con hasta 27 kg de fuerza, hasta 40 veces por segundo y con una profundidad de hasta 16 mm. No obstante, esto puede variar de manera natural, dependiendo de la fuerza con que la presiones contra tu piel.
Podríamos resumirlo que genera un masaje muy enérgico y un notable efecto de alivio del dolor y relajación de los músculos. Lógicamente, este alivio del dolor tiene el precio de pasar por una cierta cantidad de dolor diferente. Ser golpeado repetidamente con una herramienta eléctrica nunca será una experiencia agradable, pero el resultado es reconfortante.

homnre usando theragun pro para calentar los músculos antes de entrenar

No tengas miedo, este dolor es uno al que te acostumbras y reemplaza el dolor peor. En mi caso, en ningún momento sentí dolor, tan solo cierta molestia en los músculos que tenía sobrecargados. Después de varios usos, mis músculos se han recuperado mucho mejor de los entrenamientos. De hecho, usar Theragun Pro después de entrenar favorece a eliminar esa sensación de pesadez o piernas cansadas.
Tampoco es milagroso, pero sí notarás una gran mejoría en poco tiempo y dedicación. Como no somos médicos, no podemos confirmar que no se trate de un efecto placebo, pero nuestra experiencia dice que funciona. Sin duda, notarás mejoría a corto plazo, por lo que suponemos que a largo plazo también deberás tener unos músculos más mimados.

Trucos para un mejor uso

Después de probarlo durante varias semanas, queremos ayudarte a disfrutar de una mejor experiencia.

  • No tenses el músculo (dependiendo de cuál sea). Relájate, ponte cómodo y deja el músculo sin tensionar. Este consejo es útil para músculos grandes como cuádriceps, isquiotibiales, dorsales y glúteos. Sin embargo, habrá otros que prefieras tensar ligeramente para no tener sensaciones raras, como las pantorillas.
  • Usa frío. Si buscas una recuperación completa, te aconsejo que uses frío al terminar de masajearte. Puedes aplicarte un hielo localizado durante 10 minutos, u optar por una crema con efecto frío.

¿Merece la pena su compra?

No tenemos malas palabras para la pistola masajeadora. Al revés. Y como se suele decir: si te hace bien, no puede ser tan malo. Al fin y al cabo me ha ayudado a recuperar más fácilmente mis piernas y a aliviar las tensiones en los trapecios cargados.

Es cierto que el modelo Pro es mucho más caro, pero emite más fuerza; así que yo lo recomendaría a personas que aman el deporte realmente y conocen su cuerpo. El resto de modelos no los hemos probado, pero vale la pena considerar este producto para cualquier persona que sufra dolor muscular y rigidez, ya sea por ejercicio, edad o afecciones médicas.