FOMO es algo que probablemente no experimentaremos pronto, ya que practicamos el distanciamiento social, pero FIFO, que significa «primero en entrar, primero en salir», es algo a lo que querrás acercarte.

Si eres de los que ha acudido en masa al supermercado y ahora te enfrentas a una despensa repleta de alimentos, así como el congelador hasta arriba de verduras y carnes congeladas, puedes estar planteando qué vas a hacer con toda esta comida realmente. Mantener una cocina bien surtida organizada es clave cuando se trata de mantener los alimentos frescos y limitar el desperdicio de alimentos. Así que, ¿cómo puedes haces eso? El método FIFO te preparará con un proceso para mover alimentos dentro y fuera de su cocina.

¿Cómo ordenar la despensa y el frigorífico?

Combina cosas similares con cosas similares

Los frijoles enlatados van con otros frijoles enlatados. Todos los yogures en tu frigorífico deben juntarse en una misma sección. Lo mismo ocurre con los cereales y aceites en tu despensa, los quesos en tu refrigerador y las carnes en el congelador. Parece obvio, pero muchas personas ponen en la misma balda las latas de atún, con el aceite y los paquetes de pasta. Esto, además de ser desorganizado, favorece a que no nos acordemos de las cantidades reales que tenemos de cada producto.

Coloca los artículos con el vencimiento más pronto al frente

Lo segundo que debes hacer es mirar las fechas de vencimiento de todos los artículos dentro de cada categoría. Coloca los artículos que van a caducar primero hacia la parte más afuera del frigorífico, el congelador o el estante. De lo contrario, cuando recuerdes que tenías una lata de tomate frito en la despensa, quizá esté caducada.

Mantén los artículos más nuevos en la parte posterior

Almacena artículos con una fecha de vencimiento posterior lo más atrás posible. Es de lógica, y es la medida que llevan todos los supermercados cuando van a reponer productos.

Siempre tira de lo primero que encuentres

De poco servirá este plan de organización y vas a buscar los productos que caducan más tarde, en lugar de dar salida a aquellos que pueden vender antes de tiempo. Asegúrate, cuando estés preparando una comida o buscando un snack, que siempre debes ir sacando del frente de la despensa.

Mantén el método FIFO en marcha

A medida que continúes comprando alimentos, empuja los alimentos más antiguos hacia adelante, dejando espacio en la parte posterior para los alimentos más nuevos que acabas de comprar. Solo asegúrate de que las fechas de vencimiento estén en orden (deberían, pero este no es siempre el caso).

Comprende las fechas de vencimiento de tus alimentos

Las fechas de vencimiento están en el corazón del método FIFO y pueden ser complicadas porque no siempre son fáciles de entender. De hecho, pueden ser francamente desconcertantes: la mayoría de los adultos están confundidos por las diversas etiquetas de fechas de alimentos.

¿DEBEMOS PREOCUPARNOS REALMENTE POR LA FECHA DE CADUCIDAD DE LOS ALIMENTOS?

  • Mejor si se usa antes de: esta fecha se refiere a cuándo el producto alimenticio tendrá el mejor sabor o calidad. Ten en cuenta que no es una fecha de compra o seguridad.
  • Venta: esta fecha le indica a la tienda cuánto tiempo se puede mostrar el producto. Se utiliza para la gestión de inventario y no es una fecha de seguridad.
  • Usar hasta: Esta fecha nos dice la última recomendada para usar mientras el producto está en la máxima calidad. No es una fecha de seguridad a menos que esté en un producto de fórmula infantil.
  • Congelar: esta fecha indica cuándo se debe congelar un producto para mantener la máxima calidad. No es una fecha de seguridad o de compra.

Notarás que, aparte de la fórmula infantil, las etiquetas de fecha no se refieren a la seguridad, sino a la calidad.