Conoces la existencia de las cintas de correr tradicionales, las curvas e, incluso, las que se pueden practicar bajo el agua, ¿pero te imaginas correr con un sistema anti gravedad cuyo origen es de la NASA? Te descubro la Alter G Anti-Gravitu Treadmill®.

Si por sistema de anti gravedad, te estás imaginando a correr como cuando vemos a los astronautas en el espacio, siento decirte que no. Esta cinta permite reducir la gravedad en un cierto porcentaje para minorizar el impacto de tus articulaciones y disminuir el peso al correr.

Son muchos los deportistas que comienzan a usar este tipo de cinta para ponerse a punto antes de alguna competición o partido importante.

Un pasito más 🏃🏽‍♂️ Siempre con alegría 👍🏼😃💚

A post shared by Tonny Sanabria (@tonnysanabria) on

¿Cómo funciona?

La cinta anti gravedad Alter-G se usa como una cinta clásica, solo que en este caso las piernas correrán en una gravedad distinta al resto del cuerpo. Como habrás visto, el deportista se introduce en una especie de “burbuja” que le cubre tan solo el tren inferior.

Esa “burbuja” es una cámara presurizada que consigue cambiar la gravedad. Es el mismo deportista, o su entrenador, el que la configura de forma personalizada para que al correr sienta entre el 20 y 100% de su peso corporal. ¡Una pasada!

¿Qué beneficios aporta la Alter G?

Es perfecta para deportistas lesionados

Cuando un corredor se lesiona, el temor por no volver a entrenar en un tiempo le invade. Mucho peor incluso cuando nos lesionamos semanas previas a una competición para la que nos hemos estado preparando. ¿Todo el esfuerzo tirado por la borda?
Dependiendo de la gravedad de la lesión y del asesoramiento de los expertos, la cinta anti gravedad puede ayudar a que los deportistas se puedan recuperar de una lesión. Recuerda que puedes llegar a sentir tan solo el 20% del peso de tu cuerpo.

Es una auténtica maravilla correr mientras apenas sientes el peso de tu cuerpo y, por ende, se elimina el impacto de nuestros pies contra el suelo.

Se recomienda en personas con sobrepeso

Hace tiempo que te hablé sobre si las personas con sobrepeso deberían hacer running o no; con Alter G ese “impedimento” se llega a minorizar. Cuando corremos, las piernas aguantan hasta 3 veces nuestro peso corporal, imagina una persona con sobrepeso.
Y a cuanta más velocidad corremos, mayor exigencia aguanta nuestro cuerpo. Correr es un deporte exigente que no es apto para todas las personas.

La grasa corporal es como el lastre natural con el que partimos. En el caso de personas con sobrepeso, la grasa en exceso no ayuda en el movimiento del cuerpo y puede afectar negativamente en la técnica de la carrera.

Al usar esta cinta anti gravedad, este tipo de personas pueden correr de una forma más natural, disminuyendo la sobrecarga muscular y protegiendo las articulaciones.

Ojo, no es un accesorio barato. Su precio es de 30.000€, por lo que su uso suele ser totalmente profesional. ¿Te gustaría probarla?