Si alguna vez has practicado un deporte, a menos que fuera el remo, probablemente aprecies la capacidad de moverte lateralmente. Sí, la capacidad de moverse hacia los lados. Sin embargo, nuestro entrenamiento a menudo no refleja esto. Nos ponemos en sentadilla, hacemos press, peso muerto, empujamos, tiramos, todos los movimientos lineales. Muy rara vez incorporamos movimientos laterales en nuestro plan de entrenamiento.

En realidad, debemos priorizar el entrenamiento lateral. A continuación te contamos las tres razones principales por las cuales debes hacerlo.

Reduce las lesiones

He escuchado muchas historias sobre personas que se lesionan haciendo algo tonto como saltar una valla lateralmente y caer torpemente. Generalmente, también suelen ser personas que están muy en forma y que confiaban en poder saltar la valla sin mucho problema.

El punto es que si entrenas al 100% de forma lineal, tus músculos, y lo que es más importante, tus articulaciones, no estarán tan preparados para las repentinas demandas laterales que surgen en la vida o durante la mayoría de los ejercicios.

Te hace más fuerte

Más allá de preparar a tu cuerpo para evitar posibles lesiones agudas, entrenar lateralmente puede ayudarte a fortalecer los músculos estabilizadores más pequeños, así como eliminar cualquier desequilibrio muscular actual que puedas tener. Muy a menudo, nuestros músculos se usan de manera lineal, por lo que desarrollar fuerza y ​​flexibilidad lateralmente respaldará mejor tus objetivos de fuerza.

Añade variedad

Muchos de nosotros nos quedamos atrapados haciendo lo mismo en el gimnasio semana tras semana, mes tras mes (hasta la saciedad). Incluir variedad es útil, no solo para reducir el aburrimiento que puedas sentir con tu plan de entrenamiento actual, sino también para asegurarte de ser más equilibrado y capaz de manejar estímulos diferentes y nuevos.

3 ejercicios para realizar entrenamiento lateral

Goblet cossack squat

Este ejericio es una sentadilla lateral donde se hunde la cadera mientras la otra pierna permanece recta. Ve a lo más profundo que puedas, como una sentadilla goblet, mientras mantienes una posición estable. ¿Puedes sentarte lateralmente a través de una sentadilla cosaca?

Realiza 4-5 series de 6-8 repeticiones por pierna con un peso moderado.

Carrera y salto lateral

Es posible que hayas hecho un entrenamiento pliométrico antes, pero tal vez no uno lateral. Puede usar conos o una escalera de agilidad si tienes confianza, y correr lateralmente o saltar y rebotar lateralmente.

Pasa unos 10 minutos moviéndote. Descansa según veas necesario.

Subida lateral al cajón

Este ejercicio es ideal para desarrollar destrezas laterales y también para aumentar la velocidad y la potencia. También requiere menos espacio que el ejercicio anterior. Todo lo que necesitas es un cajón alto.

Concéntrate en moverte explosivamente desde el suelo hasta la caja y haz fuerza con la pierna para subir tu cuerpo sin necesidad de agarrarte. Haz 10 repeticiones por pierna. Si te animas, añade peso.