Son muchos los motivos por los cuales el busto de las mujeres puede sufrir flacidez y falta de elasticidad. El paso del tiempo, la acumulación de grasa, la pérdida drástica de peso o la lactancia, son algunos de ellos. Existen ejercicios que pueden resultar muy útiles para reafirmar esta parte de nuestro cuerpo y tener un pecho más tonificado.

5 Ejercicios para reafirmar el busto

Plancha dinámica

Colócate en plancha sobre tus manos. Asegúrate de que tu postura es adecuada. Mantén la columna alineada y los pies y manos a la distancia de los hombros. Mantén 30 segundos la postura y anda 3 pasos hacia un lado. De nuevo aguanta 30 segundos y deshaz el camino con otros 3 pasos hacia el lado contrario. Descansa 1 minuto y repite.

Movimientos circulares

Tumbada boca arriba, asegúrate de que tus lumbares están pegadas al suelo. Si tienes molestias en las cervicales, pon una pequeña almohadilla bajo tu cabeza. Coge dos mancuernas, no necesariamente de un peso elevado. A continuación, lleva ambos brazos estirados hacia el techo, en paralelo, con las manos enfrentadas a la anchura de hombros. Cuando estés preparada, tus brazos deben realizar círculos completos. Empieza bajándolos hacia el suelo, abriendo ambos al mismo tiempo hacia los laterales; posteriormente llévalos por detrás de tu cabeza a ras del suelo, y volviendo a la posición inicial. Realiza 10 repeticiones y cambia el sentido del círculo. Puedes hacer 3 series descansando 1 minuto entre cada una.

Apertura de pecho

Siéntate con la espalda estirada y las plantas de los pies bien apoyadas en el suelo. De nuevo utiliza dos mancuernas. Abre los brazos a los laterales y flexiona los codos a noventa grados. El objetivo es juntar ambas mancuernas frente a ti, manteniendo la flexión de codos. Realiza 10 repeticiones. Haz 3 series descansando 1 minuto entre cada una.

Flexiones

Introduce las flexiones en esta tabla para reafirmar el busto. Puedes hacerlas tanto en el suelo como apoyando las manos en la pared. Haz 3 series de 15 repeticiones.

Estiramientos

Por último, para estirar el pectoral y los brazos, entrelaza tus manos tras la espalda, y estíralos con fuerza hacia atrás. Como si te estuvieras desperezando. Relaja y vuelve a estirar.

Si repites estos ejercicios, al menos, tres veces por semana, irás notando como tu pecho se va tonificando y tu busto luce más reafirmado. Deberás tener paciencia, ser constante y llevar una alimentación y un estilo de vida saludable. Mantente activa y verás cómo poco a poco, vas notando cambios en tu cuerpo.