Si eres aficionado a la escalada, o te gustaría probar dicha actividad, atento. Hoy te traemos una disciplina que nació como una forma de entrenamiento para escaladores y que, finalmente, se ha hecho un hueco de forma aislada. Se trata del Boulder. Si nunca has escuchado este término, seguro que te interesa saber que es para todos los públicos. ¡Te lo contamos!

¿Qué es el Boulder?

El Boulder consiste en escalar bloques de piedra sin utilizar cuerdas. Se realiza a una altura determinada, de manera que saltar y caer al suelo no resulte peligroso. Al igual que la escalada, se puede practicar tanto al aire libre como en una zona cerrada. De este modo, en las salas de Boulder puedes aprender las distintas maniobras que necesitas saber para ejecutar la práctica correctamente. Una de sus principales ventajas es lo económico que resulta ya que, al aire libre, no necesitarás más que los pies de gato y una colchoneta. Ésta se deja en el suelo, junto a la pared o muro, y recibe tu salto para que no resulte arriesgado ni lesivo.

El Boulder es un deporte con muchos beneficios ya que adquiere todas las ventajas de los deportes al aire libre. Permite respirar aire puro y disfrutar de maravillosos paisajes. Además, es una práctica ideal para realizar en grupo, con lo cual tiene un aspecto social que aporta mucho valor a la ejecución.

¿El Boulder es para todos?

El Boulder es un deporte tanto para personas que se inician por primera vez en el mundo de la escalada, como para profesionales. Si perteneces al primer grupo, debes tener en cuenta la necesidad de tomarte tu tiempo para mejorar y adquirir la técnica. Conforme vayas aprendiendo, te sentirás cada vez más desenvuelto en la dinámica.

Lo que determina realmente la dificultad en la práctica, y lo convierte en un deporte para principiantes o para expertos, suele ser la verticalidad de la pared. Cuando ésta se encuentra recta o inclinada hacia delante, la dificultad es menor; ya que al estar tumbada facilita el ascenso. Cuando la pared está inclinada hacia atrás, la dificultad aumenta. Asimismo, el tamaño de los agarres también determina el nivel de intensidad. No obstante, una pared vertical, siempre será más sencilla que una desplomada.

Ya sabes, si hemos conseguido despertar tu interés, no lo dudes. Recuerda que el Boulder es para todos y tú puedes convertirte en un gran experto, si te lo propones. Busca tu deporte, investiga y mantente activado. El ejercicio físico es clave para disfrutar de una buena calidad de vida.