Si eres un espíritu aventurero y te llama la atención practicar escalada, te interesará saber algunos de sus beneficios. Y es que se trata de una actividad que llama mucho la atención y que, quien prueba, dice no poder parar. ¿Qué tendrá este deporte que tanto engancha? ¡Vamos a analizarlo!

No creas que la escalada es una actividad fácil. De hecho, requiere de mucha práctica y constancia para lograr dominar la técnica. Eso sí, la exigencia que demanda es tal, que fortalecerás todo tu cuerpo hasta convertirte en un verdadero escalador. Y es que, si bien nos imaginamos escalando alguna montaña al nivel de grandes profesionales, también podemos hacerlo bajo techo. Los rocódromos están preparados para acoger los esfuerzos de principiantes que se sientan más seguros aprendiendo de esta manera, bajo la supervisión y ayuda de un monitor.

Beneficios de practicar escalada

Tanto si decides hacerlo al aire libre, como empezar en el rocódromo, podrás percibir grandes beneficios tras practicar escalada.

Quema grasa

Realizando el esfuerzo que requiere la escalada quemarás una gran cantidad de calorías. Hablamos de hasta miles de calorías. Eso sí, deberás esforzarte en dar lo mejor de ti e ir mejorando tus resultados progresivamente.

Equilibrio

Para poder aguantar firme en las rocas necesitas una gran capacidad para mantener el equilibrio, de lo contrario podrías desestabilizarte.

Aumento de la fuerza

La escalada implica tu musculatura de forma general, trabajando todos los grupos musculares. Ganarás mucha fuerza en bíceps, tríceps, oblicuos, hombros y espalda, principalmente.

Resistencia

Notarás cómo trabajas tu fondo y cada vez lograrás objetivos superiores. Ejecutando los movimientos de escalada se emplea un gran esfuerzo y la fatiga se puede apoderar de ti. Por ello, percibirás cómo, poco a poco y con una práctica frecuente, tu capacidad pulmonar va en aumento.

Concentración

Para poder continuar firme, paso a paso, hasta llegar a tu meta, es importante mantenerse concentrado en la práctica. Un despiste podría traer como resultado un mal agarre o pisada, lo que te haría perder el desarrollo del camino. Por este motivo, también estarás entrenando tu capacidad de concentración. De esta manera, la escalada también tiene grandes beneficios a nivel mental, ya que libera tensión, elimina los pensamientos negativos y aumenta la seguridad y confianza en uno mismo.

Mayor flexibilidad

Además, con la escalada trabajas la flexibilidad de tu cuerpo y con ella, mejoras la postura corporal. Te sentirás más ágil y con un mayor rango de movimiento en tu musculatura.

Diversión

Y algo imprescindible como es el disfrute por lo que haces. Una vez practiques al aire libre, te sentirás más unido a la naturaleza. Saldrá a flote tu espíritu aventurero y, lo mejor, podrás compartir con otras personas que disfrutan practicando lo mismo que tú.