Si has sido mamá recientemente y te apetece un poquito de movimiento, pero no quieres separarte de tu bebé, tal vez te interese conocer el Kangatraining. Se trata de una actividad suave que te permitirá recuperarte en el periodo de postparto, sin perder el contacto con tu pequeño.

A lo largo de los últimos años, son muchos los centros españoles que se han animado a ofrecer cursos de Kangatraining. Es una disciplina que se practica en todo el mundo, portando al bebé sobre tu cuerpo. Instructores que imparten esta actividad, aseguran que te pondrás en forma de una manera segura y efectiva, sin perder la cercanía con tu bebé. Además, lograrás que éste pueda disfrutar de tu proximidad en una dinámica agradable y divertida.

El Kangatraining se orienta, principalmente, en el trabajo del suelo pélvico. Asimismo, prepara tu cuerpo para la carga física del bebé y refuerza profundamente la musculatura abdominal. Previamente al comienzo de la primera sesión, se suele impartir un curso en el que te explicarán la correcta colocación del bebé sobre tu cuerpo. De esta manera sabrás que ambos estáis cómodos, seguros y en armonía para poder enfrentar el ejercicio.

¿Cuándo puedo empezar a practicarlo?

Será tu médico quien determine cuándo puedes empezar con este tipo de ejercicio. Una vez te asegure que estás preparada, no habrá ningún problema en que te inicies en el mundo del Kangatraining junto a tu pequeño.

¿Qué beneficios me aportará?

Además del fortalecimiento profundo de la musculatura abdominal y el suelo pélvico, el Kangatraining tiene muchos beneficios a nivel emocional. Y es que poder compartir una actividad con tu bebé genera un vínculo muy especial. Al mismo tiempo, disfrutar de ratos agradables y divertidos con otras mamás es genial para compartir experiencias.

¿Pueden practicarlo los hombres?

Pero el Kangatraining no es solo cosa de mujeres. Los padres también necesitan pasar tiempo con sus pequeños, recién llegados al mundo. Es por eso que se trata de una actividad compartida con la que poder crecer en familia y disfrutar de momentos inolvidables.

Si aun con este post, sigues dudando, echa un vistazo al siguiente vídeo. Observarás que no es necesario acudir a un centro, ya que, con la aprobación de tu médico, puedes empezar a practicarlo en casa: