Aunque no todos los deportistas son conscientes de ello, el estiramiento estático tiene más efectos negativos que positivos en términos de fuerza. Por si andas un poco perdido, podríamos resumir que el estiramiento estático es el que usan muchos atletas en los calentamientos y en un corto periodo de tiempo.

Un estudio publicado en el en el Journal of Strength and Conditioning Research reflejó si ese efecto negativo también afectaba al entrenamiento cardiovascular, como el running.

Como decíamos antes, los efectos del estiramiento estático sobre la fuerza son bastante conocidos, así que los investigadores se centraron en cómo podía afectar al rendimiento y a la resistencia. La razón por la que la fuerza y la potencia disminuye después de un estiramiento estático es que se relajan los músculos y los tendones relacionados. Esa relajación reduce la respuesta de estiramiento; el músculo y los tendones almacenan energía cuando se estiran rápidamente, por lo que una disminución de la respuesta al estiramiento hace más débil al deportista.

Si nos enfocamos en el running, la relajación de los músculos y los tendones puede afectar de manera parecida a la fase de impacto contra el suelo. Cuando tu pie hace contacto con el suelo, almacena energía y luego lo utilizo para impulsarte de nuevo. Es por eso que corremos y no caminamos cuando vamos a una alta velocidad.
Si la capacidad de impulsarte con el suelo se reduce con el estiramiento, es normal pensar que el estiramiento estático dificulta la resistencia, sobre todo porque correr después de estirar estáticamente requiere más energía.

El estiramiento estático aumenta el tiempo de carrera

En el estudio, los investigadores comprobaron que la economía de carrera se veía afectada por el estiramiento estático, pero solamente al principio del ejercicio de resistencia (running), después el cuerpo se acostumbra va y la economía mejoraba.
Para determinar este resultado, midieron el rendimiento en una carrera de un kilómetro y medio, con una pendiente de subida del 5%. También se preocuparon por conocer el tiempo de contacto con el suelo, la activación muscular a través de la electromiografia y el tiempo en el que se completó la carrera.

Cuando los corredores estiraron, corrieron 13 segundos más lentos, siendo un tiempo bastante largo para una carrera tan corta. Los científicos descubrieron de la actividad muscular y el contacto con el suelo aumentaba después del estiramiento, por lo que se necesitaba más esfuerzo para completar la carrera y el resultado fue un tiempo más lento.

Así que se puede concluir con que el estiramiento estático reduce el rendimiento de resistencia, por lo menos al empezar una carrera.