Es un momento extraño para estar vivo y un momento excelente para ser deportista. Los entrenadores poseen el conocimiento para navegar estos tiempos desafiantes mientras guían a sus clientes hacia nuevas rutinas y hábitos de salud efectivos. Teniendo en cuenta los consejos de expertos, todos podemos recuperarnos de esta pandemia, mientras mantenemos hábitos de ejercicio físico.

Este rebote se debe en gran parte a los avances tecnológicos (entrenamiento virtual) que nos permiten mantener una presencia con el entrenador sin necesidad física de estar cara a cara. Existen numeroso métodos de entrenamiento virtual, y lo más llamativo es que se puede ser flexible y proporcionar avances.

Esencialmente, COVID-19 es la lesión, y el entrenamiento virtual es la modificación. Los entrenamientos virtuales son la plataforma que no solo respaldará a las empresas durante el cierre, sino que enriquecerá la experiencia de cara al cliente cuando se vuelvan a abrir las puertas. Imagina que viajas cada dos semanas, ahora puedes mantenerte constante en el entrenamiento gracias a la versión.

Por supuesto, un remo de bandas de resistencia agarradas en la puerta de un hotel es menos efectiva que un remo pendlay. Pero, un remo con bandas de resistencia en la puerta de un hotel es diez veces más efectiva que quince repeticiones de cambio de canal y una repetición de pedir comida en el bar del hotel.

5 trucos para un entrenamiento virtual perfecto

Encuentra un ambiente de entrenamiento

Haz que tu lugar de entrenamiento sea similar al entorno en el que entrenas normalmente. Cuanto menos diferentes sean las cosas, más probable es que te sientas como en casa virtualmente.

Para hacer esto, te recomiendo usar la misma ropa de entrenamiento que usas en el gimnasio. Nada de entrenar en pijama o con las zapatillas de andar por casa.

Ve preparado

Lo ideal es encontrar tu rutina de entrenamiento antes de ponerte a hacer ejercicio. ¿Verdad que no vas al gimnasio sin saber qué hacer? Pues en cada haz lo mismo. Busca aplicaciones o vídeos de entrenamiento para no perder el tiempo.

Opta por entrenamientos con temporizador

Durante una sesión virtual, todos nos fijamos en los consejos de nuestro entrenador. Al igual que miramos atentamente cómo hace los ejercicios, también nos guiamos de sus indicaciones y repeticiones. Así que es importante que evites tu impulso de mirar Instagram o Twitter mientras entrenas.

Esta es tu hora, así que trátala como tal. Mi consejo es que elijas un entrenamiento que tenga su propio temporizador y descansos programados. De esta manera, evitamos toquetear el teléfono todo el tiempo.

Comprueba tu conexión

Asegúrate de que tu conexión wifi sea fuerte. Sentarse cerca del router hace una gran diferencia en la conectividad ya que muchos edificios de apartamentos tienen problemas de ancho de banda debido a la alta concentración de personas que trabajan desde casa.

También recomiendo apagar el wifi en tu teléfono y optar por el consumo de datos o descargar previamente el entrenamiento. Así nos ahorramos los inesperados cortes.

Planifica tiempo extra

Si una sesión típica comienza y termina a una determinada hora, recomendaría comenzar 5-10 minutos antes y terminar a la misma. Este tiempo permitirá la resolución de problemas y problemas de comunicación.