En muchos gimnasios o centros deportivos tienen una cuerda que va desde el techo al suelo. La mayoría de los que se atreven a usarla es porque están preparándose oposiciones de bombero o una carrera de obstáculos, pero la cuerda sirve para mucho más. Añadir este elemento en nuestro entrenamiento nos hará ganar fuerza en los brazos y la espalda, además de convertirnos más ágiles.

Sí, puedes entrenar tu tren superior con ejercicios de máquinas, TRX o flexiones, pero la cuerda transformará tus movimientos en funcionales. Es mejor siempre ejercitarnos con movimientos que le den recorrido a nuestra musculatura, así que la cuerda es perfecto para ello.

No temas, no es necesario subirla. Sabemos que a algunos les supone un valor extra por culpa del vértigo. Te vamos a enseñar varios ejercicios para trabajar tu tren superior (brazos, espalda, core) y con el tiempo tú decidirás si quieres aventurarte a escalarla o no.

Flexión con dos manos

Buscando una variante a las flexiones, te ofrecemos esta en la que tu punto de apoyo son la cuerda y el suelo. Si estás empezando, posa la planta de los pies completa; si te ves con suficiente capacidad, apoya tan solo los talones. Tumbado en el suelo y con los brazos extendidos, agarra la cuerda y flexiona tus codos para llevar tu pecho hacia arriba. Es importante que no te impulses con la cadera para que el movimiento superior sea efectivo.

Ejercicio para dorsal y hombro

Este ejercicio también lo podéis realizar con el TRX unido, aunque teniendo una cuerda siempre será más fácil de agarrar. No es necesario que toquemos el suelo al bajar, pero sí debemos abrir bien nuestro pecho e intentar dirigirnos a lo más alto que podamos. Es un ejercicio muy fácil y que te fortalecerá tus hombros y espalda.

Incorporación desde el suelo

Estando tumbados en el suelo tendremos que incorporarnos hasta colocarnos de pie, pero sin ayudarnos con el impulso de la cadera. Tan solo serán nuestros brazos y espalda los que realicen la tracción. Al bajar debes realizarlo igual, sin caer bruscamente. También puedes hacerlo partiendo desde posición sentada.

Salto hacia arriba

¿Tienes miedo o te da vergüenza subir la cuerda? No te preocupes, tan solo tendrás que realizar un pequeño salto hacia arriba para aguantar unos 3 segundos en isométrico. Este ejercicio te puede recordar a las dominadas, ya que tendrás que impulsarte y llevar tu pecho a la altura de las manos.