Cuando hablamos de tecnicismos en el mundo del fitness, nos encontramos con palabras que no terminamos de saber muy bien a qué se refieren. Seguro que has visto en alguna revista eso de “tonifica tus brazos con estos ejercicios“, ¿pero qué es tonificar exactamente? ¿Y definir? Porque es muy posible que tu monitor de gimnasio te hayas preguntado si tienes como objetivo tonificar o definir. Para evitar irte haciendo la croqueta por no saber qué responder, te vamos a enseñar a diferenciarlos.

¿A qué nos referimos con tonificar el músculo?

Aunque es evidente debido a que su nombre lo indica, la tonificación muscular se refiere al tono (dureza) que tiene nuestro músculo cuando está en reposo. Los músculos siempre los tonificamos ejercitándolos, así que no debemos obsesionarnos con este término y entender que podemos tener un músculo tonificado, pero no definido. Cada persona tiene su propio tono muscular y cada músculo tiene un máximo de tonificación.

Tonificar está relacionado con la hipertrofia, lo que buscamos es aumentar el tamaño de nuestros músculos con repeticiones con peso elevado. Si nos ejercitamos con muchas repeticiones a un peso bajo, estaremos trabajando el músculo, pero el estímulo será tan bajo que no le ayudará a crecer.

¿Qué es definir?

Cuando hablamos de definición, nos referimos a ver nuestros músculos marcados. Para poder apreciar las uniones de las fibras con los músculos, es necesario que tengamos un bajo porcentaje de grasa corporal. La grasa es la capa que tapa nuestro músculo y, aunque lo tengamos tonificado, no lo veremos tan marcado.

¿Sabes ya diferenciar los términos?

Esperamos que después de haber leído en qué consisten cada uno, puedas responder a tu monitor sin parecer perdido en el tema. Son dos términos que se confunden fácilmente, pero ya has visto que poco tienen que ver. Ahora entenderás que cuando las revistas comentan “tonificar”, en realidad quieren decir “definir”. Nos intentan vender que haciendo sentadillas tendremos unas piernas aparentemente sin grasa, pero eso solo ocurrirá si tenemos un bajo porcentaje de la misma.

Recuerda que un músculo definido, normalmente está tonificado, pero no al contrario. Todos tenemos un tono muscular, hagamos ejercicio o no. Lo que es complicado es llegar a la definición para que tus grupos musculares se aprecien a la perfección. Si entrenas suficiente y no notas resultados visibles, quizá es que necesites entrar en fase de definición.