Cuando nos aventuramos en el mundo gimnasio/fitness, nos damos cuenta de la cantidad de términos que se usan para definir diferentes objetivos. Los principales son perder grasa y ganar volumen muscular. Ahi encontramos el Cutting y Bulking, respectivamente.

Existen personas que pueden ser capaces de perder grasa y ganar músculo a la vez, como los obesos, los que se están recuperando de una lesión o los ex-deportistas que abandonaron los entrenamientos durante un tiempo. Para el resto de personas, lo normal es dividir las etapas de bulking y cutting.

Bulking

Cuando nos adentramos en la etapa de volumen, es necesario que exista un superávit calórico. Tendremos que ingerir más calorías de las necesarias, pero de manera saludable. Por ejemplo, si para mantener tu peso normal necesitas 1900 calorías, en la fase de volumen lo ideal es que consumas un 10-15% más, unas 2090-2185 calorías.

Tenemos que ser conscientes de los alimentos que consumir al subir el número de calorías. No se trata de subirlas mientras nos hinchamos a bollería industrial, por ejemplo. Esta fase no debe enfocarse como una etapa para comer comida basura, con el pretexto de “ya lo quemaré en la fase de definición“. Mantén siempre una alimentación saludable, pero sin ser estricto.

Lo ideal es que un 20% de las calorías venga dado por las proteínas, un 30 – 35% de las grasas y un 45 – 50% de los carbohidratos.

¿Cuándo es el momento perfecto para el bulking?

No existe un momento indicado, todo depende de la persona. Si crees que tu nivel de grasa corporal es relativamente bajo, si crees que tienes que subir de peso o si se estás en época de frío y quieres estar definido para verano, puede ser tu momento.
Tienes que tener en cuenta que toda la grasa que ganes, tendrás que perderla más adelante. Así que entiende que la fase de volumen es un ciclo para ganar músculo, no grasa. ¡No te excedas con las calorías!

Cutting

Nos adentramos de lleno en la etapa contraria a la de volumen. Nuestro objetivo es perder grasa corporal para marcar nuestros músculos. No creáis que es un ciclo fácil, ya que podemos perder musculo con facilidad.

Ahora debemos llevar una alimentación en la que exista un déficit calórico. Tendremos que ingerir menos calorías de las que necesitaríamos para mantener nuestro peso. Como decíamos antes, si para mantener mi peso necesitaba 1900 calorías, en la fase de cutting tendremos que rebajar un 15% de calorías ingeridas. Así que tendríamos que consumir 1615 calorías.

La ingesta de proteínas habrá que subirla a un 30% del total para que nos produzcan sensación de saciedad. Tomaremos grasas en un 30-35% de las calorías totales y carbohidratos en un 35-40%.